Internacionales

Brote de coronavirus inició en septiembre en China, dicen científicos británicos

Redacción DEM

viernes 17, abril 2020 - 2:32 pm

El primer brote del coronavirus podría haber ocurrido en septiembre no en Wuhan sino más al sur de esa ciudad china, según una investigación  de científicos de la Universidad de Cambridge, en Inglaterra, revelada hoy por el diario de Hong Kong, South China Morning Post.

Los investigadores que investigan el origen del virus analizaron una gran cantidad de cepas de todo el mundo y calcularon que el brote inicial ocurrió en una ventana entre el 13 de septiembre y el 7 de diciembre.

"El virus puede haber mutado en su forma final" humanamente eficiente "hace meses, pero se quedó dentro de un murciélago u otro animal o incluso humano durante varios meses sin infectar a otras personas", dijo el jueves el genetista de la Universidad de Cambridge Peter Forster.

publicidad

"Luego, comenzó a infectar y propagarse entre los humanos entre el 13 de septiembre y el 7 de diciembre, generando la red que presentamos en (la revista) Proceedings of the National Academy of Sciences [PNAS]".

El equipo analizó las cepas utilizando una red filogenética, un algoritmo matemático que puede mapear el movimiento global de los organismos a través de la mutación de sus genes.


Todavía estaban tratando de determinar la ubicación del paciente cero, y esperaban la ayuda de científicos en China, pero algunas señales tempranas los incitaban a buscar áreas al sur de Wuhan, donde las infecciones por coronavirus se informaron por primera vez en diciembre.

"Lo que reconstruimos en la red es la primera propagación significativa entre los humanos", dijo Forster.

El equipo de Cambridge recientemente apareció en los titulares internacionales con un artículo sobre la historia evolutiva del virus. Publicado en PNAS este mes, descubrió que la mayoría de las cepas muestreadas en los Estados Unidos y Australia estaban genéticamente más cerca de un virus murciélago que las cepas prevalentes en pacientes de todo el este de Asia, y el principal tipo europeo del virus era descendiente de la variante de Asia oriental.

Pero ese documento solo analizó las primeras 160 cepas recolectadas después de finales de diciembre. El pequeño tamaño de la muestra limitó la capacidad de los investigadores para determinar cuándo y dónde comenzó realmente el primer brote.

En su nuevo estudio, Forster y sus colegas de varios institutos, incluido el Instituto de Genética Forense en Munster, Alemania, ampliaron la base de datos para incluir 1.001 secuencias genómicas completas de alta calidad publicadas por científicos de todo el mundo.

Cuantas más cepas analizadas, más precisamente podrían rastrear el origen de la propagación global del virus. Al contar las mutaciones, podrían estar más cerca de hacer ejercicio cuando la primera persona fue infectada por una cepa más cercana al virus del murciélago.

Sars-CoV-2, el virus que causa Covid-19, se originó en los murciélagos. Se ha encontrado que comparte el 96 por ciento de genes idénticos con un coronavirus aislado por científicos chinos de excrementos de murciélagos en la provincia suroccidental de Yunnan en 2013.

Pero hubo cientos de mutaciones entre Sars-CoV-2 y la de Yunnan, y un coronavirus generalmente adquiere una mutación por mes. Por lo tanto, algunos científicos sospechan que el virus puede haberse propagado silenciosamente en animales y humanos huéspedes durante años para evolucionar gradualmente a una forma altamente adaptativa que podría infectar a los humanos.

El primer brote podría ser un evento reciente que involucre las últimas mutaciones que completaron el salto de una cepa inofensiva a un patógeno mortal, según el equipo de Cambridge.

El origen del virus se ha convertido en un tema políticamente sensible. El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha llamado repetidamente al coronavirus "virus chino", mientras que Pekín ha expresado una teoría de conspiración de que el virus fue creado e introducido en China por el ejército estadounidense.

Esta semana, Fox News y CNN informaron que el virus podría haberse originado en un laboratorio de bioseguridad en Wuhan, citando fuentes no identificadas en el gobierno de EE. UU.

La teoría del origen del laboratorio ha sido rechazada por los mejores científicos del mundo, porque toda la evidencia científica existente apuntaba a un origen natural. El estudio en curso de Cambridge podría arrojar más luz sobre el tema.

"Si me presionan para obtener una respuesta, diría que la propagación original comenzó más probablemente en el sur de China que en Wuhan", dijo Forster.

“Pero la prueba solo puede provenir del análisis de más murciélagos, posiblemente de otros posibles animales hospedadores, y de muestras de tejido preservadas en hospitales chinos almacenados entre septiembre y diciembre.

"Este tipo de proyecto de investigación nos ayudaría a comprender cómo ocurrió la transmisión y nos ayudará a prevenir casos similares en el futuro".

Su Bing, un investigador genético del Instituto de Zoología de Kunming en Yunnan, dijo que las redes filogenéticas fueron herramientas confiables utilizadas por los detectives de genes durante décadas y había encontrado aplicaciones en una amplia gama de áreas, incluido el rastreo del movimiento de humanos prehistóricos.

Pero el método tenía sus límites, dijo. La precisión de la estimación del tiempo basada en una red filogenética se ve afectada por el tamaño de la muestra y la suposición de la velocidad de mutación.

Durante un brote sin precedentes, el virus podría sufrir transformaciones en patrones impredecibles. "Por lo tanto, no puede ser muy preciso, siempre hay un margen de error", dijo.

"Este trabajo puede proporcionar algunas pistas importantes para futuras investigaciones, pero las conclusiones deben tratarse con precaución".

El estudio de Cambridge también planteó algunas preguntas nuevas. La primera cepa aislada e informada por científicos chinos fue en realidad más joven que el tipo original que causó el brote. El motivo por el cual Estados Unidos tenía más cepas genéticamente más cercanas a un virus murciélago que Wuhan ha provocado acalorados debates en la comunidad de investigación.

Una explicación, según Forster, fue que la cepa original pudo haber surgido por primera vez en China, pero se adaptó más a la población y el medio ambiente estadounidenses.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Taiwán donará siete millones de mascarillas a países europeos

La presidenta de Taiwán, Tsai Ing Wen, anunció que hará una donación de 7 millones de …

MÁS INFORMACIÓN
Varios supermercados australianos reservan una hora para las personas mayores

Varios supermercados australianos atendieron este martes por la mañana durante una hora solo a ancianos, una …

MÁS INFORMACIÓN
Tom Hanks es dado de alta en hospital tras cuarentena por coronavirus

Tom Hanks fue dado de alta del hospital australiano donde estaba aislado desde que la semana …

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.