Deportes

“Damos gracias a Dios haber nacido en El Salvador a pesar de las limitantes”

Omar Gutiérrez

lunes 6, julio 2020 - 10:54 am

Ingrid Cuéllar dejó en alto el nombre de El Salvador en los Juegos Olímpicos Pekin 2008

 

La judoca salvadoreña, Ingrid Cuéllar, quien ha participado en los Juegos Olímpicos Pekin 2008, ganado medalla de oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe 1998 en Maracaibo, Venezuela y bronce en los Juegos Panamericanos 2007 en Rio de Janeiro, Brasil; ha tenido a su cargo el gimnasio “Top Brother” en Florida, Estados Unidos junto a su esposo judoca, Franklin Cisneros y comentó cómo ha crecido en el deporte nacional.

publicidad

 

“Estamos trabajando con niños y jóvenes, les enseñamos no solo ha ser campeones sino que también les inculcamos el respeto a Dios, a la familia, a la comunidad. Tener un gimnasio nos cambió la perspectiva, ha habido momentos de escasez, y Dios no ha provisto, y queremos devolverle algo a El Salvador y al deporte”, manifestó Cuéllar.


 

Agregó, “En el país no todos tienen una niñez buena, el deporte da la fortaleza a seguir, aunque las cosas vayan mal, tú te levantas, si te caíste, vuelves a tratar de seguir, te pone entrenadores, gente que te guía y damos gracias de haber nacido en El Salvador, a pesar de las limitantes”.

 

Ingrid ha realizado tanto judo como Artes Marciales Mixtas, deporte en el cual ha obtenido ocho victorias y una derrota. La judoca salvadoreña considera que representar a El Salvador ha sido un compromiso hacia toda aquella gente que la ha apoyado.

 

“Que si se puede ganar a las potencias, que El Salvador tiene talento para subirse a un pódium olímpico, que si se puede. No es lo mismo competir afuera, que en El Salvador, porque tú quieres hacer lo mejor por el deporte salvadoreño, no quieres defraudar a las personas que te apoyan”, expresó la judoca nacional.

 

Cuéllar dijo que su complemento en la vida personal, el judoca nacional Franklin Cisneros, quien es su esposo y también participó en los Juegos Olímpicos Pekin 2008, ha generado una oportunidad de crear un gimansio para enseñar a jóvenes sobre judo, lucha, artes marciales y jiu- jitsu.

 

“Ya llevamos 13 años juntos, nos han pasado muchas cosas, cualquier tira la toalla, él me ha hecho muy feliz, yo lo he hecho feliz, tenemos tres niños y Diogo me lo quiere, esa combinación de judo y luchas, nos complementamos, somos un buen equipo , tanto él como yo crecimos sin papá”, finalizó la judoca olímpica.





RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.