La industria textil y de la confección es clave para la economía: es el mayor generador de empleo formal y su producción representó en 2020 el 38 % de toda la oferta exportable salvadoreña

Economía

¿De qué depende la llegada de más inversiones para la industria textil? El sector aspira a conquistar parte de la relocalización de inversión estadounidense, y ya hay firmas que sondean el país. Para lograrlo, el sector pide actualizar marcos como el Código Aduanero, una palanca para conquistar negocios que salen de Asia.

José A. Barrera

lunes 22, febrero 2021 • 5:30 am

Compartir

Las últimas grandes inversiones que atrajo la industria textil y de la confección de El Salvador fueron la instalación de las plantas de la brasileña Pettenati, la estadounidense Unifi y la peruana Nava.

Los arribos de las dos primeras ocurrieron entre 2008 y 2010, mientras que la tercera se instaló en 2019. Se trata de firmas clave para consolidar el modelo de “paquete completo” en el mercado local, el cual abastece no solo la demanda nacional, sino la de grandes compañías en mercados relevantes como el hondureño.

RECOMENDAMOS: BID: Centroamérica puede conquistar inversión de EE.UU. que sale de Asia

Fuera de estos proyectos, el sector solo reporta reinversiones y ampliaciones, pero en casi una década no se han conquistado a nuevos grandes proyectos, una tendencia que se pretende cambiar. Patricia Figueroa, directora ejecutiva de Cámara de la Industria Textil, Confección y Zonas Francas de El Salvador (Camtex), explica que el país está en un momento clave para atraer nuevas inversiones y confirma que hay empresarios que ya están sondeando al país.

El sector es clave para la economía: es el mayor generador de empleo formal y su producción representó en 2020 el 38 % de toda la oferta exportable salvadoreña, además está a cargo de tres de los cinco principales productos que el país vende al exterior.

“Como industria vemos una oportunidad importante que esperamos capitalizar como país”, dice Figueroa que reconoce que actualmente México y Colombia son los países que se están beneficiando de la relocalización de inversiones desde Asia, un movimiento conocido como “nearshoring” que ha avivado por las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos.


Esta reconfiguración no solo abre espacio para empresas del sector textil, ya que los encadenamientos con Estados Unidos incluyen a otros negocios con procesos en serie como las asociadas a la industria automotriz y de servicios como los BPO.

DESTACADO: Industria textil salvadoreña espera llegar a niveles prepandemia este año

Camtex está en conversaciones con el Ejecutivo para el diseño de una nueva estrategia y posicionar al país como un atractivo y asegurar nuevas inversiones.

En ese sentido, ya se trabaja en la definición de la oferta de valor para invitar a invertir en el territorio. Se destaca la necesidad de mejoras a cuerpos legales como el Código Aduanero, cambios en aras de lograr eficiencias y de adaptarse a tendencias que exigen rapidez como el comercio electrónico.

¿Más zonas francas?

En 2020, Grupo Aristos invirtió $8 millones en la ampliación de American Park, intervención que incluye 17,000 metros cuadrados de techo industrial, además de mejoras ambientales y un proyecto fotovoltaico usando los techos del complejo, uno de los más grandes del país.

73,668EmpleosDirectos genera la industria textil en El Salvador hasta noviembre.
17Zonas francasTiene El Salvador en operación. no hay nuevas inversiones.

Figueroa explica que por ahora es prematuro hablar de la creación de nuevos parques industriales o recintos que funcionen en el régimen de Depósitos para Perfeccionamiento Activo (DPA), pero deja abierta la oportunidad.

RELACIONADO: Intel invertirá $350 millones en sus operaciones en Costa Rica

“Grupo Aristos y otros están evaluando posibilidades de crear nuevos parques, pero esto es demasiado prematuro porque se tiene que ver la dinámica que viene primero”, dice.

El Salvador tiene 17 zonas francas en operación. Mauricio Rodríguez, gerente del área técnica y comercial de Camtex, explicó que la oferta local de techo industrial bajo este formato todavía tiene espacio, pero que los inversionistas analizan pasos hacia el futuro.

“En zonas francas tenemos algunas con espacio y otras que están pensando en expandirse para poder atraer más operaciones y ofrecer a sus clientes el espacio que necesitan para que tenerlas aquí y que no migren a otros países de la región”, suma.

Figueroa añade que hay grupos empresariales que están invirtiendo de cara al futuro o tienen planes de expansión.

 

4 claves para la industria

El Salvador consolidó el formato de paquete completo, es decir, se fabrica desde el hilo hasta prendas, pero hay un estancamiento en la atracción de nueva inversión en este rubro. Este es el panorama actual:

 

  1. Oferta

Las camisas de algodón y fibra sintética, los abrigos, calzoncillos de algodón y material sintético son los principales productos textiles del país.

  1. Oportunidad

Si se agilizan los procesos en aduanas,  el país podría captar buena parte del ecommerce aprovechando la cercanía y conectividad con EE.UU.

  1. Acuerdos

El TLC con EE.UU. es una gran herramienta, el rubro está la expectativa de la reactivación de un acuerdo con Canadá, otro mercado relevante.

  1. Regla de origen

El sector está en alerta por una legislación de EE.UU. que permite que paquetes de hasta $800 no paguen arancel o cumplan con reglas de origen.