Nacionales

Dos albergues y dos realidades: Nuevo Cuscatlán y el Bajo Lempa

Óscar Romero

lunes 9, noviembre 2020 • 12:19 pm

En Nuevo Cuscatlán hay dos albergues habilitados, uno está en el Centro Escolar Pedro Pablo Castillo, y el otro en el Instituto Nacional de Nuevo Cuscatlán. En total, son 19 familias las albergadas, 10 en la escuela y 9 en el instituto.

En el albergue de la escuela visitado por Diario El Mundo, no hace falta el alimento, ni el agua. Incluso hay varias garrafas de agua en el suelo mientras se termina una que está colocada en un dispensador de agua fría y caliente para los albergados.

El jueves por la mañana, la directora ejecutiva del Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer (ISDEMU), María Lilian López, visitó el centro escolar en Nuevo Cuscatlán en el que entregó más de 60 kits de higiene personal a las familias albergadas en ese municipio.

En otro de los albergues visitados por Diario El Mundo, ubicado en una zona de riesgo debido a inundaciones que provoca el río Lempa, específicamente, en el caserío Santa Marta, las 58 personas albergadas pidieron a las autoridades ayuda porque no tenían ropa, agua, ni insumos de higiene personal.

El secretario de la comisión comunal, quien no se quiso identificar, expresó “ninguna institución nos ha aportado con pámpers ni leche”.

En el caserío, los niños, algunos descalzos, juegan en la tierra que está propensa a inundarse, uno de los miembros de la comisión comunal dijo a Diario El Mundo que la zona donde está el albergue ya se ha inundado anteriormente.

En la zona del Bajo Lempa, el albergue fue instalado el martes, pero fue hasta el miércoles a la 1 de la tarde que la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL) les instaló un tanque en el que depositaron 100 barriles de agua a los albergados, pasaron más de 24 horas en las que tuvieron que regresar a sus casas por agua y ropa, mientras la amenaza de las lluvias de Eta, ponían en riesgo sus vidas.

En Nuevo Cuscatlán, las familias, incluso tienen una aula para ellos. En el Bajo Lempa están más apiñadas.

Nuevo Cuscatlán es un municipio de La Libertad, el alcalde José Manuel Dueñas es actual candidato a alcalde por el partido Nuevas Ideas.

Ahí, el jueves por la mañana una psicóloga del Instituto Salvadoreño de para el Desarrollo de la Mujer brindaba charlas a las familias del albergue.

En el Bajo Lempa, indignados, los albergados denunciaron a Diario El Mundo que la ayuda no les llegaba a pesar de denunciar la precariedad a diferentes medios de comunicación.

Mientras tanto, las lluvias ocasionadas por la depresión tropical ETA, siguen ocasionando en común algo para ambos lugares: más necesidad. Los afectados continúan esperando, en ambos lugares, apoyo de las autoridades. En Nuevo Cuscatlán esperan que les ayuden a reconstruir las viviendas perdidas, y en el Bajo Lempa esperan que los insumos básicos lleguen para continuar afrontando la emergencia que las influencias de Eta dejó en su paso por El Salvador.