ArchivoDEM.


El Reino Unido detectó dos casos de infección por la nueva variante ómicron de covid-19 en personas "relacionadas con viajes a Sudáfrica", informó el sábado el Departamento de Salud británico.
La Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido (UKHSA) ha confirmado que se han identificado dos casos de covid-19 con mutaciones compatibles con [la variante] B.1.1.529 en el Reino Unido".  dijo el departamento en un comunicado, añadiendo que las personas infectadas y sus familias quedarán aisladas.

"Los dos casos están relacionados (entre ellos) y a un viaje al sur de África", indicaba el comunicado. Las autoridades sanitarias precisaron que uno de ellos fue detectado en la ciudad de Nottingham (centro) y la otra en Chelmsford (al este de Londres).

Para "hacer frente a la evolución de la situación", el gobierno británico decidió endurecer a partir de las  del domingo las condiciones de entrada en su territorio para las personas procedentes de Malawi, Mozambique, Zambia y Angola.

Cuatro países que se unen a la lista de Sudáfrica, Namibia, Lesoto, Esuatini (o Suazilandia), Zimbabue y Botsuana, colocados en la "lista roja" del gobierno el viernes.

Todas las personas procedentes de esos países tendrán prohibida la entrada en Reino Unido, salvo si son ciudadanos británicos o residentes. Los que "hayan regresado de esos países en los últimos 10 días deben aislarse y hacer un test PCR".

El gobierno británico registra uno de los balances de fallecidos más graves del mundo por covid-19, más de 140.000 personas, y registra actualmente un aumento de los casos, con unas 1.000 hospitalizaciones al día.

Aunque estas cifras son menores a las contabilizadas en los momentos más álgidos de la pandemia, las autoridades temen que la situación sanitaria empeore con la llegada del invierno.