Opinión

El decálogo Manes Es interesante analizar todo lo que sucede con las relaciones que se han tenido con los Estados Unidos, un país aliado, un país en donde hay más de tres millones de salvadoreños…

Fidel López Eguizabal, docente Universidad Francisco Gavidia, @fideleguizabal

viernes 24, septiembre 2021 • 12:25 am

Compartir

Jean Elizabeth Manes es la encargada de negocios en El Salvador. La plaza de embajador está acéfala; sin embargo, es ella quien sigue observando las políticas que desarrolla el gobierno de El Salvador. Es a través de sus gestiones que el gobierno estadounidense sigue ayudando a este pequeño país.

Es interesante analizar todo lo que sucede con las relaciones que se han tenido con los Estados Unidos, un país aliado, un país en donde hay más de tres millones de salvadoreños que brindan la estabilidad económica al Pulgarcito de América.

Analicemos el decálogo que expresó la diplomática Jean Manes en un noticiero televisivo sobre lo que está sucediendo en el ámbito político. Cada numeral lo analizo e interpreto.

• Consolidar el poder: Desde el 1 de mayo del 2021 se ha verificado que el presidente salvadoreño tomó todo el poder del país. Si tiene a una Sala de lo Constitucional a su favor, ya no se podrá luchar por los cambios que se realicen en la Carta Magna. Además, tiene a su favor la Corte Suprema de Justicia, la Asamblea Legislativa, la Fiscalía General de la República y, está minando poco a poco el Estado de derecho.

• Debilitar la independencia judicial: Los poderes del Estado deben estar separados, deben trabajar independientemente.


• Atacar o destituir cualquier oposición política: Atacar a FUSADES con difamaciones, cerrar la sede central de ARENA, embestir a las voces que pregonan los errores, son unos cuantos ejemplos que es. Esto hace recordar los principios de Goebbels.

• Declarar enemigo cualquier voz u opinión diferente: la Academia (Universidades), periodistas, gremiales, oenegés, embajadas o ciudadanos que estén en contra de sus pensamientos, los quieren callar. Algunos juristas han manifestado acoso de la PNC, todo por no estar de acuerdo con la separación de poderes, la casi anulación de la Ley de Acceso de la Información Pública, la reelección presidencial, etc. 

• Crear un ambiente de miedo donde las personas no quieran decir nada en contra: esto hace recordar la teoría de la Espiral del Silencio en donde se extrae “… lo que en los medios se diga sobre un asunto influye en la construcción de la opinión de los individuos sobre ese tema”. Los comunicados en las redes sociales de parte del Gobierno son ejemplos claros de engendrar miedo. Recordemos que el actual gobierno tiene medios de comunicación a su merced. Aunque el 15 de septiembre el pueblo se manifestó.

• Crear una máquina de comunicación de propaganda de Estado: ya lo había analizado en este rotativo. Los principios de Paul Joseph Goebbels​​, Noam Chomsky y de José Stalin. El populismo logró convencer a miles de adeptos. La propaganda cumplió sus efectos.

• Atacar y destruir los medios de comunicación independientes: El Salvador siempre ha contado con medios de comunicación de diferentes ideologías e independientes. No pueden censurar a los medios de comunicación; eso va en contra de la libertad de expresión y libertad de prensa. Algunos periodistas han sido atacados, todo porque no se evidencie la verdad de la realidad salvadoreña.

• Crear una época en donde los medios están entrando en auto censura: Algunos periodistas han sido golpeados y sus equipos destruidos. La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES) defienden el periodismo libre y se han manifestado a través de comunicados.

• Cerrar el espacio de la sociedad civil declarándolos todos enemigos de la gente: La sociedad civil tiene derecho a manifestarse, a expresar lo bueno y lo malo de un gobierno. Los países libres y democráticos se manifiestan sin censuras.

• Utilizar elementos de seguridad contra sus propias personas, seguirlos, intimidarlos: Se verifica en noticias de funcionarios que han sido amedrentados.

Otros diplomáticos de países que han colaborado, están viendo como marcha la supuesta “democracia” en El Salvador. Y, los ciudadanos sabemos que, dependemos de esa ayuda para no tener un país fallido. Además, todos deseamos verificar cómo se gastan los erarios del Estado.  En conclusión, no podemos romper relaciones diplomáticas con Estados Unidos, Jean Manes ha mandado un mensaje y espera que todo vuelva a la normalidad y que se restablezca la democracia en El Salvador.