El VMT dijo que los autobuses no dben llevar pasajeros de pie. / Óscar Machón

Nacionales

El distanciamiento físico es la deuda en el transporte público Personas se quejan del incumplimiento del distanciamiento en las unidades de transporte.

Jaqueline Villeda

miércoles 9, diciembre 2020 • 5:45 am

Compartir

Las horas pico se convierten en una debilidad aún latente para cumplir la medida de guardar distancia en el transporte colectivo, al cual se ven expuestos decenas de salvadoreños día a día.

Desde las 5:30 de la mañana, muchos usuarios del transporte público tienen claro que respetar las medidas de distanciamiento se vuelve imposible, algunos aseguran que “es como si ya volvimos a la realidad”, sin tomar en cuenta que el covid - 19 aún tiene presencia en el país.

Misma situación se observa en horas de la tarde entre las 5:30 y 7:30 de la noche, cuando la mayoría de personas regresan de sus trabajos a casa y tiene que verse expuestos a que “todos los buses vienen llenos”, y por eso toman la decisión de romper la distancia que debería ser obligatoria dentro de las unidades.

Un motorista que realiza su recorrido en las cercanías de un centro comercial de Soyapango, destacó  que todos los días lleva personas parada, “esto se da han porque uno le dice a la gente ‘ya no, ya no’, y uno por no estar peleando con la gente que va parada”.

Las personas no guardan distancia en las paradas de buses. / ÓM

Sin embargo, opiniones como las de Darlene Cabrera, usuaria del transporte público, destacan que “ambas partes tienen la culpa”, porque “el motorista es el que tiene que decir: ‘Mire, ya no’, igual cuando la gente se sube sin mascarilla, no permitir que se suba”.


De esta manera, Cabrera destaca que incluso a veces “hasta el motorista anda sin mascarilla”, es por este motivo que la protección debe hacerse personal y “no bajar la guardia”.

Durante un recorrido realizado por diferentes paradas del área metropolitana, se observó como personas afirmaban no viajar en buses llenos, pero se retiraron del lugar en unidades con personas paradas.

En la terminal de occidente, tanto motoristas como la población destacan que los transportistas exigen el uso de la mascarilla para poder ingresar a los buses.

Si  no andan mascarilla no los subimos, a veces los mismos policías nos dicen o los del VMT nos dicen que no subamos gente con mascarilla, incluso ellos se suben y observan eso”, aseguró David Hernández, transportista.

Los vendedores han omitido la prohibición de no subir a las unidades. / Gabriela Aquino

Prevención ante repunte.

Para motoristas como Eduardo Chicas, el alza de casos de covid-19 ha alertado a las las personas para que nuevamente usen la mascarilla, porque en días anteriores “se estaba bajando la guardia”.

Esto, a raíz del llamado de atención que hizo el presidente, Nayib Bukele, durante una conferencia de prensa el pasado lunes, en donde aceptó el alza de casos e instó a la población al uso de la mascarilla.

 Cuidado personal.

Los entrevistados compartieron algunas de las medidas que realizan para evitar las aglomeraciones, como esperar a que los buses pasen vacíos, pagar  transporte especial que lleva menos personas, para evitar las aglomeraciones.

Otras personas optan por pagar un taxi, demanda que ha aumentado en estos últimos días pasando de atender “una o tres carreras” a “cinco  o siete diarias”, según testimonio de taxistas.

Presencia de autoridades.

De los siete transportistas entrevistados ayer por Diario El Mundo, se destacó que en puntos como centros comerciales en Soyapango, y los alrededores de la plaza Divino Salvador del Mundo, la presencia de los agentes del Viceministerio de Transporte (VMT), no es permanente, mientras que en zonas como la terminal de occidente, las autoridades se encuentran presentes.