Editorial & Opinion

En tiempos de crisis… sí hay publicidad que valga

Sherman Calvo / Empresario

viernes 17, abril 2020 - 12:00 am

En época de crisis económica, como en la que hemos entrado por la pandemia del Covid-19, las empresas reducen drásticamente su gasto en publicidad, dejando un vacío en las mentes de los consumidores. La situación económica actual  ofrece la insólita oportunidad de diferenciarte y destacar entre la multitud, pero se necesita mucho coraje y capacidad de convicción para conseguir que los altos directivos acepten y adopten esta idea.

Las empresas deben tener “un buen mantenimiento” durante la crisis. No obstante, la comunicación es la responsable de los liderazgos y una clara asociación con la imagen de la marca. Si cortas totalmente la comunicación tienes un importante problema. Debes dar a la gente buenas cosas de las que hablar, y eso se consigue con buenos productos y buena comunicación, más humana, más solidaria y cercana. Una crisis económica como la que enfrentamos puede “ser un problema disfrazado de oportunidad”.

Marian Gómez Campoy, nos recuerda en un artículo, que las empresas que tomen la delantera en comunicación saldrán mucho más reforzadas de esta crisis, y por lo tanto, les costará mucho menos volver a estar en el nivel en el que estaban. Que nos sientan a su lado y que de verdad sepan que nos preocupamos por ellos y que estamos haciendo todo lo posible por salir lo menos perjudicados frente a esta crisis. Y que además, aún teniendo lo nuestro, lo de ellos es lo más importante para nosotros. Y eso ellos no sólo lo van a valorar, sino que lo van a premiar. Todos aquellos profesionales que trabajamos en comunicación lo sabemos. Construir la imagen corporativa de una marca es lento y difícil. Que su público objetivo se olvide de ella cuando ya no existen líneas de comunicación es sólo cuestión de días.

publicidad

Si eres de los que creen que debes gestionar de una manera inteligente la comunicación de tu empresa, toma en cuenta:

  • Trabajar el bien común frente a los intereses individuales. Es una máxima en este tipo de situaciones. Aplicarla en comunicación es la clave. Estamos viendo marcas de supermercados, empresas de tecnología e incluso de electrodomésticos en línea, que están comunicando mensajes de cara a facilitarnos la vida en nuestro confinamiento. Al fin y al cabo, yo lo digo muchísimas veces, facilitar la vida de los consumidores es la clave de casi todo. Empresas de todos los sectores que agudizan su ingenio y su creatividad para trabajar por un bien común. Todas las marcas que nos ayuden en este momento a pasar mejor esta situación se convertirán -sin lugar a dudas- en Beloved Brands, o marcas amadas. No hay mejor manera de fidelizar que en un momento complicado como éste, en el que se dejan de lado estrictamente los beneficios comerciales para dar paso a los más sociales. Para generar esa empatía con el público que sólo ahora puedes lograr. Para sacar esa sonrisa en una situación en la que casi todo son preocupaciones.
  • Los mensajes positivos. Cuando todos los mensajes son negativos, los emocionales o positivos se valoran mucho más. Apelar a la emoción y a las cosas básicas, las que son de verdad, es también una clave. Conectar quizá nunca haya sido tan fácil. Sobre todo ahora que es un momento en el que estamos especialmente receptivos y ansiosos ante una buena noticia.
  • Darle la vuelta a las cosas y buscar nuevas líneas de negocio, servicios o productos, y por supuesto comunicarlos. En estos momentos hay dos tipos de personas y empresas. Las reactivas que se paralizan ante el miedo, y las activas, que de un acontecimiento como éste están seguras de que hay una oportunidad. La creatividad y el ingenio son ahora las claves y también la adaptación al medio. Para empresas relacionadas con el teletrabajo, la formación disruptiva y online, las nuevas profesiones, la tecnología, las apps y muchas otras, este espacio de tiempo es una oportunidad para ellas.
  • Acción, acción y acción. La triple acción o trabajar sin descanso en un momento en el que todo cambia rápidamente. Estar al nivel para comunicar es arduo, pero ahora lo que prima es la rapidez. Estar en el primer lugar y donde más te necesitan.

Lo que está claro es que hay que comunicar para estar presente y sólo estando presente puedes estar en la mente de los que van a comprar tu producto o servicio. Ahora o cuando se acabe la crisis. Porque no hay situación que dure para siempre, pero sí hay malas estrategias que hagan que empresas que antes flotaban caigan en picada. Y tú, ¿qué vas a hacer a partir de ahora?





RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.