Shakira está muy cerca de tener que dar explicaciones en un juicio por supuesto fraude fiscal, esto por no pagar sus impuestos en España en 2012, 2013 y 2014, años en que ya estaba de pareja con el futbolista Gerard Piqué.

La audiencia de Barcelona ha detectado indicios suficientes sobre un fraude fiscal por parte de la colombiana entre el año 2012 y el 2014, la suma tributaria asciende hasta los 14.5 millones de euros.

Según informes Shakira escondió una parte de su renta en una red de sociedades ubicada en paraísos fiscales para así eludir el pago correspondiente de impuestos, en esa época Shakira habría simulado que no estaba viviendo en España por lo que no tributó el dinero proveniente de su música.

Hasta el momento ella se ha defendido diciendo que si bien ya estaba en pareja con el jugador del Barcelona, realizaba viajes de trabajo por el mundo y no vivía de forma permanente en España.

Los abogados de la cantante presentaron un documento en el que se estipulaba que Shakira residió en Bahamas hasta el año 2015, lo que conllevo a una investigación sobre sus facturas, gastos, tarjetas de crédito y redes sociales.

Se dice que la artista estuvo residiendo en España por más de 180 días en el periodo investigado por lo que está obligada a declarar todas sus ganancias ante Hacienda.

"La conducta de Shakira en materia tributaria siempre ha sido intachable en todos los países en los que ha tenido que tributar, y ha confiado y seguido fielmente el criterio de los mejores especialistas y expertos asesores", indicaron los abogados de Shakira en un comunicado.

Por su parte Shakira ya ha pagado esos 14.5 millones de euros que Hacienda reclama, más una cantidad de 3 millones en concepto de intereses, sin embargo esto no evita la posibilidad de que la colombiana enfrente un juicio.