Archivo DEM

Nacionales

Familias recopilan datos para registro de personal de salud que murió por covid-19 Unas 205 familias esperan desde el 3 de septiembre del 2020 que se les entregue una compensación económica, por el fallecimiento de sus parientes sanitarios en la pandemia.

Jaqueline Villeda

lunes 20, septiembre 2021 • 5:45 am

Compartir

Laura Laínez perdió a su esposo por causa del covid-19 hace más de un año. La muerte de su compañero de vida por más de 17 años la llevó a unirse por el luto con más de 200 familias y a conformar el grupo de “Familiares del personal de salud covid-19 El Salvador”.

El movimiento llegó por primera vez al Ministerio de Salud el 29 de julio del 2021, cuando solicitaron, entre otras cosas, reunirse con el titular de la institución; en ese momento, entregaron información para ser contactados, pero no hubo respuesta.

El 31 de agosto, regresaron con una base de datos que ellos mismos conformaron para facilitar la ejecución de la ley. Diecinueve días después de la entrega de la información, son las mismas familias las que continúan recopilando la información.

Laínez señaló que, luego del último acercamiento con el Ministerio, se contactaron con ella a través de chat WhatsApp para solicitarle todas las partidas de defunción de los sanitarios fallecidos por covid-19, que representan las familias integrantes de la organización.

“La verdad es que estoy recogiendo las partidas en ese momento, pero como son de todo el país lleva tiempo y eso no agiliza, darlas por correo electrónico, imagínese, escanear todo eso”, expresó.

La vocera lamenta que Salud no maneje una base de datos de los médicos fallecidos por covid-19, pues asegura que debido a las indicaciones que les hicieron llegar “ellos solo tienen el banco de datos que nosotros le llegamos a dejar la última vez, eso es todo lo que tienen, pero el proceso va largo y tedioso”.

Solo me ha contactado el mismo señor (de administración), por vía de WhatsApp y solo para pedirme las partidas de defunción, como le digo son 205, y quiere que se las mande por correo electrónico”. Laura Laínez, familiar de médico fallecido por covid-19

Dedicación.

El esposo de Laura era el doctor Edgardo David Rivas Molina, fue un neurocirujano que laboró en el Hospital San Rafael desde 1992, y es el principal motivo por el cual Laínez continúa en la lucha junto a otras familias, en donde velan por el bienestar de decenas de hijos de trabajadores de salud.

“Muchos pacientes me lo han expresado, muchos de sus amigos y la verdad es que nos hace mucha falta a todos, es irremplazable lo que él hacía”, externó Laínez.

Rivas Molina es solo el reflejo del personal sanitario que ofrendó su vida en la pandemia por el covid-19, donde médicos como él externaban sus servicios a los más necesitados “sin cobrar honorarios”, por lo cual sus pacientes agradecían su  habilidad en el quirófano pagando su trabajo a veces con “gallinas, frutas, verduras”, siendo “una persona muy querida”, resaltó Laura.

Laínez perdió a su esposo el 29 de junio del 2020, luego de que su estado de salud se complicara por el covid-19, al punto de llevarlo a padecer en sus últimos días de vida insuficiencia renal.

“Fue horrible, él fue al hospital San Rafael para ingresarse, luchó para que no lo entubaran, luchó hizo todo y no lo logró, eso fue lo peor que me ha pasado a mí y a mis hijas”, manifestó Laínez.

Pero Laura no es la única esposa que busca becas y ayuda económica para sus hijos. Beatriz de Ramos y Sonia de Sánchez son mujeres que solicitan el cumplimiento del decreto legislativo 723.

Decreto 723.

El Decreto Legislativo 723 fue aprobado el 3 de septiembre del 2020, donde se expone en su artículo 4 que, “para generar un acceso a la compensación” a los parientes de una empleado de salud fallecidos por covid-19, se deberá formar parte de “un registro oficial elaborado por el Ministerio de Salud” con la información de los integrantes del Sistema Nacional Integral de Salud.

El registro debió ser elaborado específicamente por Salud en un periodo de 15 días desde la entrada en vigor de la ley, es decir, entre el 3 y 18 de septiembre del 2020.

La ley señala una compensación de $30,000 para los familiares de personal fallecido “en el combate del covid-19” y, aunque solo aplica para quienes murieron entre el 14 de marzo y el 23 de julio del 2020, el Ministerio de Salud ha solicitado a la organización las partidas de defunción de todos los trabajadores.

A pesar de la disposición de Salud en recibir las 205 partidas, 381 días después de la vigencia de la “Ley especial transitoria para la constitución del fondo de compensación económica para familiares del personal de salud”, ninguno de los solicitantes ha recibido dinero del Estado, más allá de gastos funerarios.

En el caso de las personas que todavía han tenido estos inconvenientes, estas personas, se está revisando caso por caso para poder brindarle la ayuda”. Francisco Alabí, ministro de Salud

Quince turnos seguidos.

Tanto Laura como Beatriz lamentaron no haber recibido el pésame por parte de los hospitales donde sus esposos laboraron por años.

Beatriz incluso resaltó que a su esposo, un anestesiólogo asignado en el Hospital Rosales, se le violentaron sus derechos al ser un paciente crónico que utilizaba anticuerpos, ya que lo ubicaron en primera fila “justo cuando abrieron la zona covid” , laborando los primeros 15 turnos seguidos junto a otros compañeros en el área.

“Nosotros queremos que se cumpla ese decreto, porque necesitamos esa ayuda económica. Mi esposo falleció justo el día del médico, el 14 de julio del 2020” indicó Beatriz de Ramos, durante la segunda concentración que realizó la organización.

La segunda vez que pidieron reunirse con el ministro solicitaron beneficios agregados que no se encuentran en la ley, como atención psicológica, becas para los hijos de los fallecidos, una plaza conmemorativa en la Plaza de la Salud, que se incluyera a los médicos del sector privado en el beneficio y que se extendiera el periodo para todos los sanitarios fallecidos.

“Ahorita nosotros estamos que ni una respuesta positiva pues, tenemos que manifestarnos en esta forma porque no hay otra forma, hemos esperado con paciencia para que nos puedan asesorar”, resaltó Sonia de Sánchez.

El doctor Rivas Molina con su esposa Laura Laínez, quien ahora lidera a las familias. / Cortesía

Caso por caso, no es retroactivo.

El ministro de Salud aseguró durante una entrevista el 2 de septiembre del 2021, en la radio YSKL, que se había cumplido el decreto, pero que también dependía de la vigencia del mismo, resaltando que Salud está revisando caso por caso a quiénes no se les había brindado la compensación.

El funcionario titular de Salud aseguró que el decreto que está vigente actualmente, sin nombrar la pieza legal, no es retroactivo y que, por ende, se procede a la revisión, agregando que el Ministerio tiene deseos de apoyar a las familias dolientes.

“No se puede aplicar de manera retroactiva y se revisa caso por caso, ahorita en el caso de las personas que todavía han tenido estos inconvenientes, estas personas se está revisando caso por caso para poder brindarle la ayuda”, garantizó el funcionario.

 

Cronología de un decreto incumplido

El Decreto Legislativo 723 fue aprobado para asignar fondos como compensación a familiares de sanitarios que laboraban en el sistema público, o el Instituto Salvadoreño del Seguro Social, fallecidos por covid-19.

 

  • Septiembre 3 de 2020

La Asamblea Legislativa aprobó la ley transitora en el decreto 723 que permitía entregar una compensación a los familiares de sanitarios.

 

  • Julio 29 del 2021

La organización “Familiares del personal de salud covid-19 El Salvador” solicitaron una reunión con el ministro de Salud sin éxito.

 

  • Agosto 31 de 2021

Las familias del personal de salud entregaron una base de datos con información personal de cada una de las más de 200 familias.