Nacionales

Las sociedades estamentarias de la colonia

Iliana Cornejo

miércoles 15, septiembre 2021 • 1:00 pm

Compartir

La vida en la colonia funcionaba, siempre que las personas estuvieran dentro de su estrato social; según los historiadores habían cuatro estamentos: los españoles, penínsulares o hijos de españoles; indios, ladinos y afrodescendientes.

Según el historiador Carlos López Bernal “era una sociedad que en cierto modo, funcionaba”, y cuya base era la desigualdad. Todos participaban de la vida económica, los españoles eran hacendados, y se dedicaban a la administración de sus tierras; criaban ganado o se dedicaban al comercio. Los indígenas se dedicaban a trabajos propios, pero estaban obligados a pagar tributo a la corona española. “Cada familia indígena en algún momento tenía que dedicar parte de su esfuerzo, ya sea para recoger el dinero para pagar los tributos y otros impuestos o para dar servicio a quien correspondiera dar”, explica López. Los afrodescendientes se dedicaban a los servicios domésticos, mientras que los ladinos algunos podían ser comerciantes o dedicarse a servicios de los españoles.

La sociedad colonial era estamental y dividida en dos sistemas holístico sociales, que eran la república de españoles, donde vivían los españoles, mestizos, criollos; y la república de indios". María Eugenia López, Historiadora, investigadora, y doctora en Ciencias Sociales. Ella explica que se entiende el concepto república en la colonia, como un gobierno.

Según la historiadora, María Eugenia López, la vida estaba ordenada para los españoles; la provincia de San Salvador tenía una plaza central, donde estaba la parroquia central, porque no había obispado, el palacio de gobierno, y los portales. A las plazas, la gente iba a refrescarse, paseaba. Para las mujeres de este estamento aunque no podían participar de la política, si eran profesoras, y aquellas que enviudaban se hacían cargo de los negocios familiares.

En los pueblos de indios, no había ordenamiento urbano, sino que estos crecieron de forma desordenada. Debían tener escuela, cárcel, una casa de gobierno y la iglesia. No había recursos para construir una plaza pública. La vida de los pueblos giraba en torno a lo religioso y a lo agrícola. Alrededor de los pueblos españoles, estaban los barrios de ladinos, que eran los barrios populares. Aquellos pobladores que no soportaban las reglas españolas, se salían y poblaban haciendas, según la doctora López, esos poblados son ahora los caseríos.