Buenos Días

Leticia, la tragedia diaria de las mujeres salvadoreñas

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

lunes 9, marzo 2020 - 12:00 am

Ayer conmemoramos el Día Internacional de la Mujer, un día de reflexión y una oportunidad para rendirles homenaje y resaltar la grandeza y el enorme valor de este ser que es madre y padre, hermana, profesional, guía, esposa, amiga, pilar fundamental de la familia, motivo de admiración y respeto por sus sacrificios, su responsabilidad, su lucha inclaudicable y su abnegación.

Lamentablemente cada 8 de marzo también es un motivo para recordar las realidades adversas que las mujeres tienen que enfrentar y en nuestro país eso pasa por la trágica violencia que sufren, la discriminación laboral y otros males permanentes que la sociedad tiene el deber de corregir.

Como bien explicábamos en nuestra edición del fin de semana, las escalas de la violencia van desde las agresiones laborales, simbólicas, económicas, patrimonial, psicológica, física, sexual, y la más brutal, el feminicidio.

publicidad

Como muestra de esta brutal realidad, el sábado pasado -en la víspera del Día de la Mujer- las autoridades habían descubierto el cuerpo sin vida de Leticia Campos, de 36 años, abandonado en una cuneta de la carretera de Santa Ana a Salvador. Leticia había desaparecido el jueves 5 de marzo, luego que no llegó a su vivienda en Ciudad Arce. Su cadáver desnudo estaba envuelto en sábanas y con laceraciones en el cuello, presuntamente estrangulada. La dimensión de la violencia contra las mujeres se personifica dolorosamente en el caso de Leticia. ¿Cuántas Leticias vemos a diario maltratadas y asesinadas? ¿Cuántas de ellas tienen justicia?

La sociedad y el Estado tienen enormes deudas hacia las mujeres: la igualdad de oportunidades, la educación, el acceso a la salud, el respeto a sus derechos más elementales, la protección ante cualquier tipo de agresiones.





RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.