Deportes

Lucho Mendoza Jr.: "Para despertar el drifting en El Salvador hay que tener eventos profesionales" El precursor del deporte extremo manifestó su pasión por los autos y lo que lo llevó a popularizarlo en otros países.

Omar Gutiérrez

martes 23, febrero 2021 • 2:30 am

Compartir

Lucho Mendoza Jr. es el fundador del drifting, que es el deporte de derrape de autos. Perú ha sido el escenario en 2011 después de practicar Rally y Off-Road junto a su padre y ahora durante ocho años ha decidido unirse al equipo de la marca Toyota Gazoo Racing, que lanzó recientemente el nuevo Hilux, el cual fue exhibido  en el centro comercial La Gran Vía donde el piloto peruano realizó la firma de autógrafos.

Mendoza fue campeón de drifiting en Perú en 2014 y tiene

dos subcampeonatos. Desea ganar campeonatos en Rally, pero sus ojos los ha fijado en el primero, el cual se ha popularizado en la región de Sudamérica y en países como Honduras y El Salvador. En este sentido, Lucho explicó qué le falta a El Salvador para ser competitivo de este deporte.

“El drifting es súper complicado porque no hay segundas oportunidades. Aquí llegas, haces la primera pasada y si no ganas, te vas a casa”.

“El drifting, como todo deporte hay que entrenarlo, si no compites no evoluciona. Entonces yo creo que el drifiting despertaría con un campeonato donde la gente practique de la manera profesional, existen muchos clubes de Toyota. Hay muchos carros, simplemente lo que falta es consolidar a todos en un mismo lugar, en un mismo deporte y comenzar a entrenar para mejorar”, dijo Mendoza.


El piloto peruano comentó que su país copió las carreras ilegales que se generaban en las montañas en Japón y la afición de su padre en Off Road y Rally le dieron la pauta para enamorarse del drifting donde explicó que este deporte realiza competencias cortas de 25 a 30 segundos para ejecutar maniobras, pero que los autos deben tener una buena potencia y velocidad para hacerlo correctamente.

“El drifting, como todo deporte hay que entrenarlo. Si no compites no evoluciona, entonces creo que un campeonato haría despertar el drifiting”.

Su primer auto fue un Skillet y manifestó que los modelos japoneses son mejores en calidad y baratos en precio. Ahora tras unirse a la marca Toyota tiene 10 autos, pero entre sus favoritos están: GT86, Supra, Landcruiser80 y el Hilux.

Lucho dijo que espera que el drifiting pueda crecer en cuanto a los pilotos que deben tener valentía para la práctica de este deporte extremo, especialmente en acá donde dijo sentirse contento por la cantidad de autos que la gente podría utilizar para derrapar y las zonas para hacerlo.