El impacto del programa Iniciativa por los Jóvenes es multiplicador, ya que se han beneficiado a más de 3,400 jóvenes en El Salvador. Cortesía

Empresarial

Nestlé reitera su compromiso para sumar al objetivo #8 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas El objetivo responde a los temas relacionados al fomento de empleo para jóvenes.

Katya Cristales

martes 29, diciembre 2020 • 11:02 am

Compartir

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) tiene como fin “promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos”. Para los próximos cinco años está previsto que aumente el desempleo: es probable en los próximos meses, e incluso años se incremente el desempleo y esto conlleve a una situación laboral vulnerable y precaria.

Los jóvenes, con edades entre los 15 y 29 años, representan uno de los sectores que será más afectado en términos de empleo y en otras áreas, a consecuencia de las medidas adoptadas para enfrentar la pandemia del covid-19, de acuerdo con estimaciones de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades).

Desde su marco de actuación, Creación de Valor Compartido, la misión de Nestlé es contribuir a las personas y a las familias, a las comunidades y al planeta. “Estamos convencidos que, para crecer, es necesario que las comunidades a las que servimos y con las que trabajamos también prosperen”. Aseveró Rodrigo Romera gerente de país de Nestlé El Salvador.

El mercado laboral ha sido muy golpeado con la actual emergencia mundial, según la OIT (Organización Internacional del Trabajo) existen 64 millones de jóvenes desempleados en todo el mundo y 145 millones de trabajadores jóvenes viven en la pobreza por la irregularidad de sus empleos, sumado a esto el covid-19 no discrimina a sus víctimas, por lo tanto; el empleo juvenil ha tenido cambios sustanciales y sigue siendo un desafío global.

De acuerdo con un estudio de la OIT, publicado el 27 de mayo de 2020, en más del 16 % de los jóvenes del mundo ha perdido sus puestos de trabajo desde que comenzó la pandemia, es decir uno de cada seis.

De acuerdo al Pacto Mundial de Naciones Unidas, nunca el mundo empresarial había tenido un papel tan relevante en los ODS. Los gobiernos han conservado su relevancia. El sector civil, también. Sin embargo, la comunidad empresarial, con la aprobación de la Agenda 2030 ha cobrado un protagonismo sin precedentes. Esto también conlleva una gran responsabilidad.


Y es en este sentido, que en marzo de este año justo antes que se declarara la emergencia sanitaria, Nestlé realizó en El Salvador el Foro Alianza por los Jóvenes Salvadoreños, que tuvo como objetivo convocar y articular a diferentes sectores: empresa privada, academia y gobierno para invitar a que nos unamos en el fomento de oportunidades para la juventud salvadoreña, y juntos crear una hoja de ruta a mediano y a largo plazo que impulse y fortalezca la empleabilidad de los jóvenes. Hoy más que nunca, es necesaria las sinergias público-privadas para trabajar por un mismo fin y promover a la juventud como el motor para la reactivación económica y social.

Hoy ya a final de este retador año 2020, Nestlé reitera su compromiso trabajando fuertemente, lo que dio lugar a concretar una alianza con La Fundación Empresarial para la Acción Social, FUNDEMAS, para diseñar un plan en El Salvador que fomente las oportunidades para jóvenes. En diciembre de este año, ya se concretó la primera mesa de trabajo en empresarios que establecerá una metodología de trabajo para articular a diferentes sectores.

Este camino es una construcción colectiva, de suma de esfuerzos, de experiencias, de conocimiento. El problema de falta de oportunidades para jóvenes es tan amplio y complejo, que requiere de la unión de todos.

Nestlé invita a trabajar de forma articulada y en conjunto a todos los sectores, de la mano con otros empresarios comprometidos a generar oportunidades e idear nuevas formas de ayudar a los jóvenes. Cortesía

“Como compañía global, estamos decididos en ayudar a los jóvenes a desarrollar habilidades y adquirir experiencia para desarrollar una carrera laboral o crear sus propios negocios”.
De acuerdo con un estudio llevado a cabo por la Organización Mundial del Trabajo (OIT) más del 16% jóvenes no trabaja desde el inicio de la pandemia de covid-19 y aseguran que la juventud se ve afectada de forma desproporcionada por los efectos económico-sociales de la emergencia sanitaria.

En estos momentos, la recuperación productiva requiere de un rol activo de la juventud, con su energía y creatividad, el rol de nuestras compañías tiene un rol fundamental en cómo involucramos a los jóvenes en las actividades productivas y los hacemos parte de la solución. Solo aportando a construir un mejor país, nuestras compañías serán sostenibles en el tiempo y en la preferencia de nuestros consumidores.

El impacto del Programa Iniciativa por los Jóvenes en El Salvador y la región:
El propósito de este programa es convocar, unir esfuerzos entre sector privado, público, academia, organizaciones de la sociedad civil y los jóvenes para sumar a una gran Alianza y construir un plan en cada país donde Nestlé opera. El Salvador y Panamá son países pioneros en implementar un plan en conjunto con entidades dedicadas las Responsabilidad Social en cada país. El impacto que este programa tiene en El Salvador es que: siete de cada nueve jóvenes que iniciaron el programa en áreas técnicas y de producción, ya se encuentran ocupando posiciones de mandos medios.