El gobierno, a través del Ministerio de Economía, solicitó ayer a la Asamblea Legislativa prorrogar hasta el 31 de diciembre de 2023 las “Disposiciones transitorias de la Ley de Servicios Internacionales”, que promueven el teletrabajo.

Dichas disposiciones se emitieron en agosto de 2020 y se prorrogaron hasta el 31 de diciembre de 2022 como una medida de prevención de propagación del covid-19.

En la petición fue entregada a la Asamblea el pasado 18 de noviembre suscrita por la ministra de Economía, María Luisa Hayem, quien destacó la modalidad del teletrabajo.

Operación.

La funcionaria menciona que la guía “El teletrabajo durante la pandemia de Covid-19 y después de ella” elaborada por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) establece que la pandemia ha acelerado la adopción de esta modalidad de trabajo por parte de los empleadores.

“El cual ha demostrado ser una herramienta importante tanto para evitar la propagación del coronavirus, así como para garantizar la continuidad operativa de las empresas”, expuso Hayem.

Las medidas fueron tomadas en agosto de 2020 en el contexto del distanciamiento para prevenir el Covid-19 y se prorrogaron en tres oportunidades para mantener su vigencia durante 2021 y 2022.

Ha demostrado ser una herramienta importante tanto para evitar la propagación del coronavirus, así como garantizar continuidad operativa". María Luisa Hayem, ministra de Economía

Trabajo fuera de instalaciones.

De acuerdo a la mencionada guía, “el teletrabajo permite a los trabajadores tener un horario más flexible y la libertad de trabajar fuera de las instalaciones del empleador”.

Las disposiciones transitorias a la Ley de Servicios Internacionales implica que los usuarios directos de parques o centros de servicio, como los call center, autorizados para operar pueden desarrollar sus actividades fuera de las instalaciones autorizadas.

El decreto también autoriza a los usuarios de dichos parques para proveer al trabajador que tenga que laborar fuera de las instalaciones las herramientas y equipo tecnológico, tales como: monitores, computadoras, teléfonos, accesorios, internet, entre otros, “que sean necesarios para realizar su normal desempeño”.

Además de llevar un registro de dichos bienes, el cual es remitido a la Dirección General de Aduanas para su conocimiento y posterior verificación.

El dato

Las disposiciones transitorias se aprobaron en agosto de 2020, se prorrogaron hasta junio de 2021, luego hasta el 31 de diciembre de 2021 y ahora hasta diciembre de 2022.