La ciudad de Santa Ana ha recibido un total 2,400 salvadoreños retornados o deportados de los Estados Unidos de acuerdo al informe “Línea base sobre migración y retorno” presentado hoy en la ciudad santaneca con la presencia del alcalde de Nuevas Ideas, Gustavo Acevedo, y el encargado de negocios de la Embajada de los Estados Unidos, Matthew Rees.

Solo en el año 2021 Santa Ana recibió 223 salvadoreños retornados en un fenómeno considerado multicausal que provoca movilidad forzada, migración irregular, migración en tránsito, retorno y migración laboral.

El representante de EE. UU. prometió seguir trabajando con sus socios locales en ayudar a la reinserción de las personas migrantes retornadas. El estudio contó con la participación de 78 personas de instituciones, técnicos municipales, líderes comunitarios, gerencias y personas retornadas.

De migración irregular la gente nos decía los cinco factores que más se reflejaron en el estudio, que son los siguientes: uno, factores económicos; dos, violencia, la delincuencia en general, reunificación familiar y aquí un tema que solo ha sucedido en Santa Ana: el tema de cambio climático”.

Antonio Rosales, referente de la OIM para Santa Ana.

Los habitantes de Santa Ana quieren oportunidades económicas y seguridad para sus familias, quieren tener un empleo, simplemente empleo, ingresos económicos para tener la esperanza de una vida mejor aquí en su país, en su hogar Santa Ana”.

Matthew Rees, encargado de negocios de la Embajada de EE.UU.


El informe fue presentado por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), a través del programa Respuestas Integrales sobre Migración en Centroamérica, junto con la OIM y la alcaldía de Santa Ana. “Este estudio es nuestro punto de partida y ahora que tenemos esta información podemos actuar”, dijo Rees.

Miembros de la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) saludaron al encargado de negocios de la Embajada de EE.UU., Matthew Rees. Fotografía: Marina Ávalos.
Miembros de la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) saludaron al encargado de negocios de la Embajada de EE.UU., Matthew Rees. Fotografía: Marina Ávalos.

Se sigue estigmatizando al retornado

El estudio indagó sobre el concepto de “migrante ilegal” relacionado a infractor de la ley por aceptar viajar bajo la clandestinidad. “En torno al tema de migración de retorno en el municipio se sigue teniendo un tema estigmatizador respecto a la población que está retornando. La gente, en un primer momento, nos dice la persona que está retornando es una persona que ha cometido un delito”, dijo el representante de la OIM.

Además, se percibe a la persona retornada como una carga económica para la familia cuando requieren apoyo psicológico y puede generar aporte.

“Reconocen que estas personas tienen conocimientos innovadores y que sin duda puede ser muy beneficioso estos conocimiento que ellos traen”, agregó.

Para Natalia Zepeda, coordinadora subregional adjunta de proyectos de la OIM, la estigmatización “es un elemento constante” en la población, asociado al desconocimiento o falta de información sobre cómo retornan al país.

En mayo pasado, la agregada regional de Centroamérica del Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos (DHS, por sus siglas en inglés), Marlen Piñeiro, informó que ha habido más de 3,000 salvadoreños deportados durante el año fiscal 2022.

Durante el año fiscal 2022, más de 67,000 salvadoreños han sido encontrados por agentes de la Patrulla Fronteriza (CBP) en la frontera sur de los Estados Unidos. Parte de estos salvadoreños son expulsados de forma inmediata a través del Título 42; otros son enviados a casas de refugio dentro de Estados Unidos para la espera de una resolución de su caso migratorio o de asilo según el caso. Según autoridades de la CBP, solo el 1 % de asilos solicitados son aceptados.

El representante de EE.UU. en el país participó en la presentación de un estudio de migración y retornados en la ciudad de Santa Ana. / Embajada de EE.UU.
El representante de EE.UU. en el país participó en la presentación de un estudio de migración y retornados en la ciudad de Santa Ana. / Embajada de EE.UU.