El propietario de Twitter, Elon Musk, ha anunciado que habrá una opción de suscripción "de mayor precio" para aquellos usuarios que quieran tener una versión de el servicio sin anuncios.

La suscripción sin anuncios es una de las novedades que está planteando el dueño de la red social para aumentar los ingresos de la plataforma. Los ingresos diarios han caído un 40 por ciento respecto al año anterior, y uno de sus negocios centrales, el de los anuncios, no pasa por su mejor momento, con la retirada de la inversión de más de 500 anunciantes, según ha compartido The Information.

Por el momento, busca sortear la situación con la implementación de planes de pago, como Twitter Blue, que da acceso a funciones adicionales, o la versión para empresas. A ellas se añadirá otra que permitirá deshacerse de los anuncios.

En este sentido, el magnate ha trasladado a través de una publicación en su perfil de Twitter que, dentro de la versión de pago, habrá una suscripción "de mayor precio que permitirá cero anuncios".

Asimismo, Musk criticó que los anuncios son "demasiado frecuentes" y "demasiado grandes" en la red social, por lo que ha asegurado que están tomando medidas para "abordar ambos" problemas durante las próximas semanas.

Se espera que rediseñen este contenido para que sea menos intrusivo y más atractivo para la comunidad audivisual, como ha asegurado en la respuesta a un usuario.

Este anuncio llega tras la confirmación de que Twitter ya no permite el funcionamiento de la plataforma en aplicaciones de terceros como TweetBot o Twitterrific. El cese se debe al incumplimiento por parte de estas de las reglas de su interfaz de programación de aplicaciones (API, por sus siglas en inglés), que la compañía ha actualizado recientemente.