Nacionales

Testigos criteriados relatan negocio de droga de estructura que dirigía “Juan Colorado”

Juan Carlos Vásquez

lunes 30, diciembre 2019 - 12:00 am

Juan María Medrano Fuentes, alias, “Juan Colorado”. Según la acusación fiscal, era el jefe de la organización, ponía la droga y el dinero, era quien tenía la última palabra sobre si se hacía o no un viaje transportando cocaína hacia Estados Unidos.

Juan María Medrano Fuentes, alias “Juan Colorado”, le abrió las puertas de la estructura del narcotráfico a dos principiantes, quienes en un abrir y cerrar de ojos se ganaron su confianza; “Mariano” demostró ser un estratega en logística y ambicioso para hacer dinero, mientras que “Marcos”, se ganó el respeto por su frialdad para transportar droga hacia Estados Unidos y pasar por los aeropuertos con grandes cargamentos de estupefacientes sin ser detectado.

“Mariano” y “Marcos” conocieron a la perfección el negocio de la droga y desde las entrañas de la estructura han contado con propiedad el funcionamiento, y la forma en la que llegaron a corromper a agentes de la División Antinarcóticos (Dan) de la Policía Nacional Civil (PNC), destacados en el Aeropuerto Internacional Monseñor Óscar Arnulfo Romero.

publicidad

El testigo criteriado “Mariano”, quien fue el primero en ingresar a la red, relató que cuando estaba preso en el penal de Jucuapa, departamento de Usulután, fue contactado por Carlos Mauricio Castro Trejo, padre de Carlos Mauricio y Arturo Castro Parada, quien le ofreció trabajar con ellos cuando saliera de prisión, ya que estaban bien conectados y tenían amigos en la División Antinarcóticos del aeropuerto.

Esa propuesta que Castro Trejo le hizo siempre la tuvo en mente y al salir de la cárcel se contactó con los hermanos Castro Parada para reunirse con ellos en agosto del año 2006, en el municipio de El Triunfo, Usulután.


A ese encuentro, los Castro Parada también llevaron a su primo, Nelson Homero Castro Trejo; los tres hablaron de los contactos que tenían en el aeropuerto y le dijeron que era seguro, pero que por cada kilogramo que se enviara debía pagarles $1,000.

Al generarle a “Mariano” un buen panorama en ese ilícito negocio, este viajó a Honduras a comprar un kilogramo de cocaína, pero el criteriado dice que para aprovechar el envío de droga se contactó con “Juan Colorado” para pedirle que le diera fiado un kilogramo y que además le prestara dinero para sufragar los gastos de viáticos y boleto aéreo de Isidro Alexander Melgar García, quien era la persona que serviría de “mula” para transportar la droga el 6 de enero del año 2007.

Ese viaje significaba para “Mariano” estrenarse junto al resto de miembros de la red, los hermanos Castro Parada ya habían hecho su trabajo, pues habían hablado con sus contactos de la Dan en el aeropuerto, quienes le alertaron que entre el 5 y 8 de enero podían evadir los controles de la terminal aérea.

“Mariano” optó por el día 6 de enero, muy temprano fue a traer a su casa a Isidro Alexander Melgar García, y en el camino se reunieron con los hermanos Castro Parada y Nelson Homero Castro Trejo, con el fin de llegar juntos al aeropuerto y que el agente de la División Antinarcóticos identificara a Melgar García y ayudara a eludir los controles. Finalmente los dos kilos de cocaína llegaron a Nueva York.

Ese fue un viaje y negocio redondo. “Juan Colorado” se reunió con “Mariano” para entregarle $18 mil por el kilogramo que el criteriado había comprado y el que le había fiado, además pagó $2 mil a los hermanos Castro Parada como se había acordado.

Unos 12 días después, el 18 de enero, Isidro Alexander Melgar García, viajó hacia Nueva York con cuatro kilos, pero la droga era de Juan María Medrano Fuentes, ya que él le propuso a “Mariano” que necesitaba que su mercancía se vendiera; sin embargo, que se aumentara el envío en dos kilogramos y a cambio le iba dar $1,000 por cada kilogramo y también los hermanos Castro Parada recibirían el mismo pago.

“Juan Colorado” quería seguir teniendo un crecimiento económico y comprarse vehículos de lujo, propiedades y pasar de ser un agricultor en pequeño a empresario; esa meta no le fue imposible, y la Fiscalía General de la República, al hacer un análisis integral de su perfil económico, verificó que Medrano Fuentes modificó hasta sus datos en el Documento Único de Identidad (DUI) donde ya no aparecía como agricultor en pequeño, sino como empresario.

Su fortuna creció y la clave fue incrementar los cargamentos de cocaína hacia Estados Unidos, lo cual se refleja en el tercer viaje cuando “Juan Colorado” le dijo a “Mariano” que le preguntara a los Castro Parada si podían incrementar los envíos de droga.

El criteriado hizo la consulta y los Castro Parada le respondieron que “metieran en la maleta todo lo que pudieran y le cobraría $10 mil por cada viaje”. “Juan Colorado” estuvo de acuerdo y el 28 de enero de 2007, Isidro Alexander Melgar García transportó seis kilogramos.

Así, entre el 6 y 28 de enero de 2007 la red envío 12 kilogramos de cocaína en tres viajes hacia Estados Unidos, pero suspendieron la actividad porque se habían quedado sin droga, y reanudaron el ilícito negocio hasta en abril del mismo año.

EL INGRESO DE “MARCOS”

En una reunión que sostuvieron “Juan Colorado” y clave “Mariano”, acordaron buscar más gente que les trabajara como “mulas de la droga” y fue así como el criteriado contactó a “Marcos”, quien meses después aceptó trabajar con la estructura.

El 7 de junio del año 2007, el testigo criteriado “Marcos” se estrenó con el primer viaje hacia Nueva York y se ganó $5 mil por haber llevado la droga, pero su fin llegó siete meses después, cuando fue detenido en Estados Unidos, tratando de ingresar 12 kilogramos de cocaína, el 14 de enero de 2008.

En esos días “Juan Colorado”, quería trasladar desde Estados Unidos $57,500 y le consultó a “Mariano” si había alguien de confianza respondiéndole que había un familiar a quien se le pagó $1,500 más los viáticos por traer ese dinero en vehículo que tenía caleta para ocultarlo.

Tras haber realizado con éxito esa operación, Medrano Fuentes pidió de nuevo a “Mariano” que buscara a una persona de confianza para que le trajera otro vehículo desde Estados Unidos, cayendo la responsabilidad en el testigo criteriado “Marcos” quien aceptó a cambio de $1,500 más los viáticos.

“Marcos” se ganó la total confianza de la red y el 30 de junio de 2007 hizo su segundo viaje con droga desde El Salvador hacia Estados Unidos, un tercer viaje fue el 17 de julio y el 11 de agosto del mismo año registró un cuarto viaje.

El testigo “Marcos” se había convertido en una “mula” con el 100 % de efectividad, hasta que el 14 de enero del año 2008, junto a Isidro Melgar García, viajaron con un cargamento de 12 kilogramos.

Al ingresar al aeropuerto en una inspección de rutina, un agente migratorio descubrió en las dos maletas 12 objetos en forma de ladrillo que, al practicar la prueba de campo, determinó que era cocaína, por lo que “Marcos” fue detenido y al final decidió traicionar a la red y se convirtió junto a “Mariano” en testigo criteriado de la Fiscalía, contando cada uno de los detalles de cómo “Juan Colorado” traficó droga y lo invirtió en bienes e inmuebles para legalizar el dinero ilícito.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

EEUU se prepara para vivir un momento como Pearl Harbor por el coronavirus

Gobernadores de Estados Unidos pidieron a la Casa Blanca una estrategia nacional contra la propagación del …

MÁS INFORMACIÓN
Suben a 56 los casos de coronavirus en El Salvador

En una nueva actualización, a las 9:24 de la noche de este 3 de abril, el …

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.