Política

Transitorio permitiría que estas industrias hagan “home office”

Gabriela Villarroel

miércoles 1, abril 2020 - 12:03 am

La cuarentena nacional ordenada el 21 de marzo dejó a varias empresas paralizadas. / DEM

El Gobierno salvadoreño  presentó una nueva disposición transitoria para que las empresas no reduzcan sus operaciones por la pandemia de COVID-19. De aprobarse, se incentivará el trabajo desde casa para usuarios de parques y centros de servicio, que gozan de incentivos fiscales.

El decreto introduce disposiciones transitorias en la Ley de Servicios Internacionales, y busca “adoptar medidas urgentes y de carácter temporal” para asegurar el cumplimiento de la cuarentena domiciliar y la Emergencia Nacional, explica la ministra de Economía, María Luisa Hayem, en el proyecto presentado a la Asamblea Legislativa, el pasado 26 de marzo.

publicidad

Estas medidas involucran a las empresas contempladas dentro de esta ley, para que puedan continuar operaciones fuera de sus zonas obligatorias y se haga desde el hogar de trabajadores.

Los parques y centros de servicios son áreas delimitadas y aisladas donde los bienes y servicios prestados están  fuera del territorio aduanero nacional. Entre ellas, por ejemplo, están los “call centers”, servicios de tercerización empresarial, tecnologías de información y comunicación y servicios médicos a distancia, ya regulados en la legislación salvadoreña.


Con la cuarentena obligatoria, estas empresas tuvieron que abandonar zonas autorizadas y fomentar el teletrabajo o ‘home office’ para continuar ofreciendo sus servicios.

Esta medida estatal, sin embargo, los llevó inevitablemente a incumplir la Ley de Servicios Internacionales, poniendo en riesgo la obtención de exenciones fiscales.

¿Qué dice la ley?

Con las disposiciones presentadas, el Gobierno autoriza a los usuarios directos de estos parques –las empresas empleadoras– para proveer a sus trabajadores todas las herramientas y equipo tecnológico necesarios para su normal desempeño fuera de las áreas autorizadas, mientras dure la emergencia nacional por COVID-19. Deberá levantarse un registro de dichos bienes y remitirse a la Dirección General de Aduanas.

Según la Ley de Servicios Internacionales, los usuarios directos de centros de servicio cuentan con una exención total de derechos arancelarios y demás impuestos a la importación de maquinaria y accesorios necesarios para su actividad.

Además, cuentan con beneficios fiscales perpetuos del Impuesto Sobre la Renta (ISR) e impuestos municipales.

 




Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.