El vicepresidente Félix Ulloa señaló al expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, de haberse "tomado" la Corte Suprema, con la venia de la comunidad internacional. /Foto: Archivo DEM.

Política

Ulloa tilda de "hipócritas" a comunidad internacional que exige separación de poderes El vicepresidente salvadoreño justificó el golpe de la Asamblea contra la Sala, y llamó "hipócritas" a voces críticas. Se han pronunciado la vicepresidenta de EEUU, Kamala Harris, la UE y organismos internacionales.

Gabriela Villarroel

lunes 3, mayo 2021 • 11:19 am

Compartir

El vicepresidente de El Salvador, Félix Ulloa, arremetió en contra de la comunidad internacional que condenó la decisión de la Asamblea Legislativa de remover a los magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y al fiscal general, Raúl Melara.

"Hipócritas", "mojigatos" y "doble moral" fueron los calificativos que utilizó el vicemandatario, en una publicación de su cuenta de Twitter donde responde a las voces críticas que exigen separación de poderes y respeto al Estado de Derecho en El Salvador, tras la destitución de magistrados aprobada por la nueva Asamblea Legislativa.

En su monólogo, Ulloa cuestiona a los críticos por no pronunciarse cuando el expresidente de los Estados Unidos, Donald Trump, "se tomó" la Corte Suprema, sustituyendo a la jueza Ruth Bader Ginsburg por Amy Coney Barrett, "con el congreso a su favor". Ulloa omite, sin embargo, que la jueza Ginsburg falleció en septiembre de 2020 y por eso debió ser sustituida.

Para una superpotencia no hay señalamientos, pero para un pequeño país que comienza a ejercer la soberanía de su pueblo y a liberarse de las cadenas con la que las élites, los políticos y funcionarios corruptos lo tenían sometido le salen al paso hipócritas y mojigatos. Félix Ulloa, vicepresidente de El Salvador.

Además, Ulloa cuestionó a las voces críticas por no condenar el despido del fiscal general de los Estados Unidos, Jeff Sessions, y el nombramiento de William Barr. Las críticas, sin embargo, las hizo sin mencionar directamente a Donald Trump; y omitiendo que Sessions fue quien dejó el cargo, a petición del expresidente y presionado incluso por la oposición demócrata, debido a sus vínculos con el gobierno ruso, políticas antiinmigrantes y acusaciones de racismo.

El vicepresidente acusó a la comunidad internacional de "hacer coro" con corruptos nacionales. "Sin duda la doble moral es el denominador común", apuntó.


No escuchamos esas estridentes protestas que hoy hacen coro con los corruptos nacionales que sienten que el status quo que por décadas les funcionó, se está cayendo por mandato popular expresado libremente en las urnas. Sin duda la doble moral es el denominador común. Félix Ulloa, vicepresidente de El Salvador.

Ulloa invitó, además, "a quienes real y honestamente les preocupa el rumbo del país" a sumarse al proyecto de la administración Bukele.

A quienes real y honestamente les preocupa el rumbo del país y como la gran mayoría de nuestro pueblo deseamos una sociedad democrática y un estado de derecho, los invitamos a sumarse al proyecto y desde adentro contribuir a su fortalecimiento y consolidación. La moneda sigue en el aire. Félix Ulloa, vicepresidente de El Salvador.

El vicemandatario omitió brindar argumentos a favor de la legalidad de la decisión tomada por la Asamblea Legislativa.

¿Quiénes se han pronunciado?

Ulloa cuestionó hoy los pronunciamientos emitidos por la comunidad internacional, especialmente Estados Unidos. Cuatro altos funcionarios de la administración Biden, incluyendo a la vicepresidenta, Kamala Harris, han rechazado la destitución de los magistrados y el fiscal.

La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, aseguró que el Gobierno de los Estados Unidos tiene “profundas preocupaciones” por la democracia en El Salvador”. La alta funcionaria de EE.UU. expresó que un poder judicial independiente es fundamental para una democracia sana y para una economía fuerte.

El secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken, reveló que conversó con el presidente salvadoreño, Nayib Bukele, para expresarle su “seria preocupación” por la decisión de “quebrantar” el máximo tribunal y al fiscal general.

Las reacciones de altos funcionarios de Estados Unidos iniciaron el sábado con la recomendación del asesor de Biden, Juan González: “Así no se hace”. También, la secretaria del Departamento de Estado para el Hemisferio Occidental, Julie Chung, advirtió que “la existencia de una relación fuerte entre Estados Unidos y El Salvador dependerá de que el Gobierno de El Salvador apoye la separación de poderes y de que sostenga las normas democráticas”.

La Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA), por su parte, rechazó las destituciones aprobadas por la Asamblea Legislativa y decidió continuar el trabajo iniciado por la Misión Especial presidida por Santiago Cantón.

Para ello, la secretaría de la OEA invocó el artículo 17 de la Carta Democrática, aplicado a los Estados miembros de la OEA cuando hay riesgo su proceso político institucional democrático.Este artículo permite que el Estado recurra al secretario general o al Consejo Permanente para preservar la institucionalidad democrática.

El director de Human Right Watch, José Miguel Vivanco, sugirió invocar el artículo 20,  por “alteración del orden constitucional”, que permiteque cualquier Estado o el secretario convocar al Consejo Permanente para evaluar y adoptar decisiones, como gestiones diplomáticas.

El ministro de Estado del Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania, Niels Annen, se declaró “muy desconcertado” e hizo un llamado “urgente” al Gobierno de El Salvador y a la Asamblea “a respetar la Constitución y a garantizar la división de poderes. También Costa Rica mostró preocupación.