Buenos Días

Un pasito pa’ delante y un pasito p’atrás

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

martes 25, febrero 2020 - 12:00 am

El Salvador era considerado en los años 70 el Japón de Centroamérica por su empuje económico, su desarrollo industrial y el emprendedurismo de su gente. El país iba muy por delante de los vecinos centroamericanos.

Para muestra un botón: Texas Instruments, uno de los gigantes mundiales del diseño y la fabricación de semiconductores, dispositivos electrónicos y otros productos de alta tecnología, tenía instaladas dos plantas de producción en El Salvador y la imagen del país era tan positiva que se llegó a celebrar aquí el certamen de belleza de Miss Universo en 1975, con la participación de representantes de 71 naciones y territorios. Don Roberto Poma, el reconocido empresario salvadoreño, fue el gran impulsor de ese certamen desde su puesto como ministro de Turismo. Dos años después sería secuestrado y asesinado por guerrilleros izquierdistas.

Tristemente, desde 1979 dejamos de ser el Japón de Centroamérica y la ola de secuestros de empresarios incluyó el asesinato de un industrial japonés, lo que hizo que ese país retirara sus inversiones en el país por décadas. La guerra de los 80 nos convirtió en el Vietnam de Centroamérica y el resto de la pesadilla ya la conocemos.

publicidad

Desde la firma de los Acuerdos de Paz, en medio de todos los errores de esta transición democrática, El Salvador ha fortalecido su institucionalidad democrática y ha tenido ocho elecciones presidenciales libres consecutivas, algo que no muchos de los vecinos centroamericanos -e incluso México- puede presumir mucho.  Pero parece que El Salvador ha vivido etapas de “Un pasito pa’delante y un pasito p’atrás” en su historia.

No tenemos ni tiempo ni probablemente será difícil otra oportunidad para avanzar hacia el desarrollo. Pero cuidado con dar un pasito -o un pasote- p’atrás.





RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.