Economía

Unos 600,000 salvadoreños entrarían en pobreza por crisis sanitaria

Uveli Alemán

lunes 13, abril 2020 - 12:03 am

El BID señala que el impacto combinado de las medidas y la recesión tendrán repercusiones “significativas” en los hogares, conduciendo a más familias a la pobreza. / DEM

Unos 600,000 salvadoreños ingresarían al umbral de pobreza por el impacto combinado de las medidas preventivas para controlar la expansión del COVID-19 y la recesión económica, según previsiones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El multilateral publicó este fin de semana su informe sobre el choque económico debido a la pandemia del nuevo coronavirus para América Latina y el Caribe, en el cual advierte que la región sufrirá una contracción entre el -1.8 % y 5.5 % para 2020, con probabilidades de que el daño se expanda hasta 2021 y 2022 “a menos que los gobierno implementen programas bien enfocados para amortiguar los impactos”.

publicidad

En su apartado dedicado a El Salvador, a cargo de los economistas Juan José Barrientos y Julia Escobar, se destaca que la respuesta fiscal y los estímulos al consumo por parte del Ejecutivo “tienen elementos regresivos”. Esto se debe a que el subsidio $300 -destinado al 75 % de la población- no tiene forma de llegar a dos de tres partes de la fuerza laboral que se encuentra en el sector informal, de esa forma se podría “excluir a una importante proporción de los pobres y los vulnerables”.

En este informe se señala que el impacto de las medidas y la recesión económica tendrán repercusiones “significativas” en los hogares salvadoreños con estimaciones que el número de pobres se incremente en 600,000 personas. Estos se sumarían a los 2.2 millones de salvadoreños que ya viven en pobreza y representan el 28.8 % de los hogares, según la Encuesta de Hogares de Propósitos Múltiples (EHPM) de 2018.


Las previsiones del BID indican que la clase media consolidada pasará de representar el 22 % a un 17 %, mientras que la clase media vulnerable pasará de 47 % a 43 %. La pobreza, por otro lado, aumentaría del 28 % a un 39 %.

“Es importante destacar que estos impactos se podrían reducir a la mitad con una política de transferencias de efectivo, asumiendo una focalización perfecta en los segmentos más afectados. Sin embargo, bajo lineamientos actuales dicha política presenta altos errores de inclusión y exclusión, y supone necesidades de financiamiento considerables, con un coste equivalente a 1.8 % del PIB por cada mes que se implementen las transferencias”, indica el informe.

Los autores del informe estiman que la pobreza en El Salvador de dispararía de un 30.7 % a 42.3 % sin la transferencia de efectivo, mientras que con la entrega adecuada del subsidio la pobreza llegaría a 35.6 %, unos 6.7 % menos que en el escenario sin el apoyo financiero.

Afectaciones por la crisis sanitaria en la economía salvadoreña

 

Contracción económica

Se espera que la economía salvadoreña caiga entre -2 % y un -4.3 %  este 2020; antes de la crisis se esperaba un avance del 2.5 %.

Esto se debe a la paralización del tejido productivo y al decrecimiento de Estados Unidos, pues el BCR estima que por cada punto porcentual que se contrae la economía estadounidense el PIB salvadoreño se reduce un 0.8 %.

 

Fiscal

El Ministerio de Hacienda prevé una caída en los ingresos tributarios arriba de los $400 millones (1.5 % del PIB) por el paro preventivo en la economía. El esfuerzo presupuestario para enfrentar las necesidades sanitarias y económicas elevará el gasto público entre 3.8 % y 6 % del PIB, mientras que el déficit fiscal se cuadruplicaría hasta 7.6 %. La deuda aumentaría 7.6 % del PIB.

 

Exportaciones

Se verán afectadas por la desaceleración en la economía de Estados Unidos, principal socio comercial; al término de 2019, El Salvador envió bienes al mercado exterior por $5,943.3 millones.

La factura petrolera podría reducirse entre $400 y $900 millones (1.5 % y 3.4 % del PIB), sin embargo la disrupción en la cadena de suministros afectaría la producción local.

 

Remesas bajan -11 %

El BID estima que las remesas podrían caer entre -5 % y -11 % este 2020 por el potencial aumento de desempleo en el mercado laboral latino en la economía estadounidense pues, según el BCR, el 50 % de los remitentes de remesas no cuenta con documentos legales. Al cierre de 2019, El Salvador recibió $5,650.2 millones en concepto de remesas y se dirigen a más de 396,000 hogares.

 

Más pobres

El BID indicó que el impacto de las medidas y la recesión económica tendrán “repercusiones significativas” en los hogares salvadoreños y el número de pobres se podría incrementar en 600,000 personas.

Por hoy, unos 2.2 millones de salvadoreños viven en pobreza.

La clase media podría reducirse del 22 % al 17 % de la población y la pobreza incrementaría del 28 % al 39 %.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

El turismo italiano se pregunta cómo convivir con el coronavirus Calculan que al sector puede tomarle uno o dos años volver al punto previo a la pandemia.

Camareros, hoteleros, conductores de autobuses, comerciantes o artesanos, todos se hacen la misma y angustiosa pregunta: …

MÁS INFORMACIÓN
Milagro Navas pide a Bukele trabajar en coordinación con alcaldía En el plan se presentan acciones y recomendaciones para reactivar el sector formal

La presidenta de Corporación de Municipalidades de El Salvador, COMURES, la alcaldesa municipal de Antiguo Cuscatlán, …

MÁS INFORMACIÓN
La lluvia dificulta los esfuerzos de rescatistas indonesios tras tsunami

Los socorristas indonesios intentaban este miércoles, pese a las lluvias torrenciales, auxiliar a los habitantes atrapados …

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.