Editorial & Opinion

Lealtad militar

Hugo E. Fonseca Alvarenga / Militar y abogado

miércoles 11, marzo 2020 - 12:00 am

Uno de los valores y características esenciales que deben de observar los miembros de la Fuerza Armada es la Lealtad. La lealtad es complementada con la disciplina, el honor y la subordinación. Por lo que, no podrán deliberar sobre un asunto del Servicio Militar, ni en los demás que se opongan a la obediencia y respeto absolutos a la Constitución y las leyes.

La lealtad para el militar es la fidelidad para con la patria, la institución, la unidad a que pertenece, a sus superiores, compañeros, subordinados y consigo mismo. Lo cual se refleja en el juramento que todo soldado realiza ante el Pabellón Nacional. Es esa lealtad la que lo conduce a realizar el máximo sacrificio por la patria, la institución y por los camaradas de combate.

Esta fidelidad a la nación, a la Fuerza Armada, la unidad donde se presta servicio, a sus superiores, compañeros y subordinados, se fundamenta con la lealtad a sí mismo. Esta se genera a través de la formación básica de soldado individual y de la creación de la confianza en sí mismo, en el desarrollo de capacidades y aceptación de limitaciones.

publicidad

Esa confianza personal, nos lleva a la formación de la confianza en la tropa bajo su  mando, al observar las capacidades y limitaciones de cada uno de ellos, así como que ellos conozcan las propias y las del superior. Y esto en la formación del soldado, generará la confianza y fidelidad precisa que desemboca en la lealtad a la patria y a aceptar honrosamente el sacrificio máximo por la nación. La lealtad como característica de los miembros de la Fuerza Armada, no deviene de un Decreto, de un Acuerdo, de una Orden, ni mucho menos de un favor, complacencia o condescendencia de un superior. La lealtad siempre es en dos vías, del superior al subalterno, como del subalterno a superior. Por lo que ésta se construye, se genera y se gana.

La confianza como piedra angular de la lealtad, genera la dicotomía que el conductor confía en que el subalterno cumplirá las órdenes emanadas y por otro lado el subalterno confía en que el superior ha tomado la mejor decisión, conforme a la doctrina y las leyes, en el cumplimiento del deber.


También la confianza y lealtad se destruyen, cuando no se observa la Constitución, las leyes y reglamentos militares: Indisciplinado. Ante la perdida de la cualidad de honrado, probo, veraz e intachable: Corrupto. Ante el olvido del buen juicio, cautela precaución y moderación en el comportamiento: Desenfrenado. Ante la violación al severo cumplimiento  de los deberes públicos, privados, para consigo mismo la Fuerza Armada y sus miembros y especialmente con la patria:  Deshonrado.

La confianza como elemento inherente de la lealtad, es central en la estructura militar. Sin la confianza, la planificación castrense podrá verse comprometida, porque habrá dudas. Se generará la incertidumbre sobre la disciplina, integridad, prudencia, patriotismo y honor militar, sobre la orden o de quien procede, más si hay antecedentes. Lo que genera una institución deliberante en cuestiones del servicio creado por los precedentes.

Ante la imperiosa obligación de cumplir las órdenes y la planificación, se podrían generar insubordinaciones de parte de los ejecutantes. Lo que conlleva al descalabro generalizado institucional. Por lo que la salida más adecuada es atacar el origen del problema. Las razones iniciales de la pérdida de confianza y lealtad y evacuarlas.

Por lo que se deberá generar un nuevo ciclo en la creación de confianza y lealtad institucional, con parámetros claros de: Disciplina, Espíritu de Cuerpo, Honor Militar, Integridad, Patriotismo, Prudencia y Valor.

La lealtad fundada en los favores, complacencias o condescendencias de un superior es efímera, siempre tendrá sed, hambre de intereses. Por lo que tarde o temprano se convertirá en deslealtad y hasta traición, por la búsqueda de más subvenciones.

Mas vale un soldado leal, disciplinado e íntegro que un individuo indisciplinado, corrupto y desenfrenado. El primero defenderá a la patria hasta completar la misión con honor o morir en el intento, el segundo la entregará.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.