Al menos 119,660 cilindros de gas licuado de petróleo (GLP) fueron retirados del mercado entre enero y julio de 2023 por incumplimientos a las condiciones de seguridad para los usuarios y el público en general, según datos de la Dirección General de Energía Hidrocarburos y Minas (DGEHM).

Las estadísticas, obtenidas a través de una solicitud de información pública, indican que los cilindros aptos para destrucción fueron registrados en enero, mayo, junio y julio pasado. No obstante, solo en el último mes proporcionado se detectaron 119,648 en esta situación.

Dentro del dato global, más de 119,000 envases fueron detectados en el municipio de San Juan Opico, La Libertad, solamente en julio. En su momento, la Dirección dijo en redes sociales que los cilindros presentaban corrosión, desgaste en la lámina, golpes y que algunos no tenían registro de fabricación.

A nivel general, la Dirección explica que todos los cilindros se encontraban en calidad de chatarra.

Además, correspondían a tambos con capacidad de 25 libras, los más comercializados en el mercado salvadoreño.

A pesar de la detección, la DGEHM señaló que la empresa envasadora es la que debe encargarse de la destrucción de los mismos.

DEM
DEM

Inspecciones.

Entre enero y julio de 2023, los inspectores realizaron 61 verificaciones a nivel nacional; sin embargo, en 11 (un 18 % de los casos) fueron encontradas inconsistencias.

En enero, por ejemplo, a través de tres inspecciones realizadas en los municipios de San Salvador y Zacatecoluca se detectaron cilindros de 35 libras con pesos inexactos.

Aunque no se especifica en cuántos cilindros se detectó la inconsistencia, el peso inexacto fue el motivo del resto de irregularidades registradas en febrero, mayo, junio y julio, con tambos de 25 a 35 libras. Estos casos corresponden a los municipios de San Salvador, Ahuachapán, Chinameca, Santa Ana, Quezaltepeque, Usulután y Chalchuapa.

El incumplimiento en el peso ha sido detectado por la institución en grandes proporciones e informado a través de redes sociales. En julio pasado, la DGEHM dijo que 700 cilindros de gas no cumplían con el peso requerido en Quezaltepeque, por ende el lote fue suspendido para ser comercializado.

La entrega del peso exacto de cada tambo está garantizado legalmente a través de la Ley Reguladora de Depósitos, Transporte y Distribución de Productos de Petróleo. En su artículo nueve la normativa externa establece que toda empresa envasadora está obligada a entregar el contenido acordado de gas en cada envase portátil.

“En consecuencia, al realizar inspecciones a distribuidores mayoristas o lugares de venta, la responsabilidad del incumplimiento del peso, es de la planta envasadora, toda vez el sello de inviolabilidad se encuentre intacto”, señala la ley.

Detalles sobre los tambos

La DGEHM pone a disposición el teléfono 2590-5555 o al 6969-8088 para realizar denuncias o consultas relacionadas a los servicios de GLP. A través de este se deberá proporcionar información para realizar la verificación.

1.- Este mes

En septiembre, la Dirección reportó la detección de una alteración de la tarifa de envases de GLP, en el municipio de Estanzuela, Usulután.

2.- El peso

Todos los tambos que fueron retirados por sus malas condiciones y ser considerados chatarras eran de 25 libras, según el reporte de la DGEHM.

3.- El precio

Para septiembre, el costo del gas subió entre $0.11 y $0.44. El precio de los tambos ronda entre los $4.61 y $15.50, según publicó la Dirección.

4.- Consumo

El consumo del GLP en El Salvador ascendió a 85.6 millones de galones a junio pasado. El más vendido es el de 25 libras, seguido del de 35 libras.