La reducción del grado alcohólico permitido a los conductores de vehículos, de 50 a 25 grados, es una de las nuevas disposiciones que contiene el proyecto de “Ley de Transporte Terrestre, Tránsito, Seguridad Vial y Movilidad”, presentado este martes a la Asamblea Legislativa.

La iniciativa prohibiría conducir habiendo consumido estupefacientes o medicamentos que disminuyan la aptitud para conducir y conducir cualquier tipo de vehículo con una alcoholemia superior a 0.5 gramos por litro en sangre o su equivalente en aire espirado, que es 0.25 miligramos por litro, que se entendería como 25 grados de alcohol.

Para vehículos del transporte colectivo de pasajeros y de carga, el proyecto plantea prohibir cualquier concentración por litro de sangre o en aire espirado.

Aumentaría multa.

Con la nueva ley, aumentaría el valor de la multa por conducir bajo los efectos de bebidas embriagantes, pasando de $57.14 a $150 las infracciones muy graves.

Las autoridades de tránsito podrán someter a los conductores a pruebas para determinar consumo o intoxicación de alcohol con dispositivos bajo control metrológico. El conductor podrá solicitar una segunda prueba si resulta positivo.

Actualmente, la Ley de Transporte Terrestre, Tránsito y seguridad Vial sanciona con una multa de $57.14 a quienes conduzcan bajo efectos de bebidas embriagantes, estupefacientes o enervantes.

Aunque la ley no define los rangos de alcohol, el reglamento general de transporte y tránsito define que la concentración de alcohol en sangre menor a 50 grados se considera sobriedad, mayor de 50 y menor de 100 se define como preebriedad, y mayor de 100 grados se considera ebriedad.

Delito.

De acuerdo al artículo 147-E del Código Penal, es conducción peligrosa manejar en estado de ebriedad. En la propuesta de nueva ley se establece que, si no se configura el delito de conducción peligrosa, se aplicará sanción administrativa y, si se configura el delito, se remitirá el Ministerio Público para el procedimiento correspondiente.

Sistema de puntos.

La iniciativa incluye un sistema de evaluación permanente de conductores que consiste en la acumulación de puntos en función de las infracciones cometidas. Al superar la cantidad de puntos asignados por tipo de licencia de conducir, se procederá a la suspensión de la licencia.

“El conductor cuya licencia hubiese perdido validez como consecuencia de haber superado el total de los puntos permitidos no podrá rehabilitarse para conducir hasta que haya transcurrido dos años”, dice el inciso segundo del artículo 146.

Se acumulará 1 punto por el cometimiento de infracción leve, 3 puntos por infracción grave y 6 puntos por infracción muy grave.

El dato

Las funciones del Viceministerio de Transporte pasarán a la nueva Dirección General de Movilidad y Seguridad Vial (DMOV) que se creará con la nueva ley de transporte.