Empresarial

FUSAL impulsa estrategia de impacto para enfrentar la pandemia de Covid-19

Redacción Empresarial

miércoles 2, septiembre 2020 - 12:00 am

Más de $500 mil del Fondo de la Solidaridad han sido destinados a la compra de EPP para proteger al personal de salud. / Cortesía FUSAL

En el marco del Fondo de la Solidaridad, FUSAL ha entregado más de 26 mil pruebas para el diagnóstico de Covid-19. Las primeras pruebas se utilizaron para la identificación de casos en hospitales. También se han entregado pruebas para cuantificar anticuerpos en donantes de plasma convaleciente distribuidas al Hospital Nacional de Niños Benjamín Bloom, el Hospital Militar y el Hospital de El Salvador, quienes cuentan con un banco de plasma. En este último, también como parte de la donación, se habilitó una máquina de quimioluminiscencia cedida en comodato al Ministerio de Salud, lo cual permite que ahora se puedan recibir donaciones de plasma convaleciente.

FUSAL está convencida que aumentar el número de pruebas y agilizar su procesamiento es una forma de identificar casos y responder con mayor eficiencia para disminuir el número de contagios ante el Covid-19.

publicidad

Como parte de la estrategia integral del Fondo de la Solidaridad de FUSAL, a través de un convenio con Basic Health International (BHI), se contribuyó con las autoridades de salud brindando asistencia y aumentando la capacidad de aplicación de pruebas. Durante los primeros meses, este apoyo significó casi duplicar la cantidad de personal de primera línea asignado a la labor de toma de muestras en centros de contención, hospitales, unidades de salud, entre otros. Desde hace cuatro meses, el equipo técnico de BHI trabaja de la mano con el personal de salud para la toma de muestras, el ingreso de información y el procesamiento de pruebas para la detección del coronavirus. A la fecha, FUSAL con BHI han contribuido a la aplicación de 25 mil pruebas.

Como parte de la asistencia técnica, también se realizaron recomendaciones y propuestas de mejores prácticas en la logística de toma de muestras, como por ejemplo la creación, desarrollo y entrega de ocho cabinas especiales para la toma de estas. Estas cabinas, ubicadas en griparos de hospitales y en el Aeropuerto Internacional San Óscar Arnulfo Romero, mejoran el nivel de protección del personal de salud que realiza labores de tamizaje para las pruebas.


El equipo de protección personal (EPP) certificado para los profesionales de salud en primera línea de atención a la pandemia es uno de los componentes del Fondo de la Solidaridad. Durante las próximas semanas se realizará la entrega del equipo de protección personal a hospitales de siete departamentos, en donde se concentran el 83% de los casos de Covid-19, según datos oficiales hasta agosto: San Salvador, La Libertad, San Miguel, Santa Ana, Sonsonate, Ahuachapán y Usulután. Para garantizar el mayor impacto de la donación, a través de una distribución estratégica, FUSAL realizó consultas con los directores de los hospitales nacionales para conocer su demanda y proyección de duración del equipo, la existencia actual de equipo de protección y la urgencia de cada centro de salud, en coordinación con el MINSAL. Como resultado, se fortalecerá el sistema de salud con más de 30 mil kits de EPP a 23 hospitales de la red nacional.

Garantizar la transparente gestión de los recursos del Fondo de la Solidaridad es muy importante para FUSAL, por lo que la firma PricewaterhouseCoopers El Salvador estará realizando la auditoría de la gestión de esta iniciativa.

En total, más de $500 mil del Fondo de la Solidaridad han sido destinados a la compra de EPP como: mascarillas N95 o equivalentes, mascarillas quirúrgicas, lentes y caretas protectoras, guantes, protectores de calzado, gorros desechables, gabachones antifluidos y trajes de protección nivel 3. Dado que la situación de emergencia se mantiene, FUSAL continúa buscando opciones innovadoras y eficientes para proteger al personal de salud.

“FUSAL siempre ha estado presente para apoyar en las emergencias de nuestro país y en medio de la pandemia, no es excepción. Hemos hecho equipo con el sector privado y muchos salvadoreños que individualmente donaron para conformar el Fondo de la Solidaridad. Desde el inicio tratamos de hacer la diferencia seleccionando las áreas donde identificamos que tendríamos el mayor impacto y con el apoyo de expertos definimos que estas eran proveer equipo de protección personal, pruebas para Covid-19 y asistencia técnica para tener una amplia capacidad de toma de pruebas” Ricardo Poma, presidente de FUSAL.

Los donantes y aliados del Fondo de la Solidaridad son: Fundación Poma, Banco Agrícola, Freund, Banco de América Central, Dollarcity, Fundación Rafael Meza Ayau, Fundación Eserski, Banco Promérica, Intradesa, Textufil, AES, Inversiones OMNI, INDUFOAM, Fundación Gloria Kriete, Inmuebles SA de CV, Banco Industrial El Salvador SA, Banco GyT Continental, Vijosa, Grupo Hilasal , Philip Morris, Mastercard a través de INCAE, Neoen, DISA, McNulty Foundation, DISZASA, DISNA y donantes individuales.





RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.