Editorial & Opinion

Planificación: Visión 2020

Roberto Cañas López / Académico, firmante de los Acuerdos de Paz

viernes 10, enero 2020 - 12:00 am

Cuando un optometrista dice que una persona tiene Visión 20/20, se está refiriendo a que tiene agudeza visual, claridad o nitidez de su visión. En las escuelas de aviación tener una visión 20/20 es un requisito mínimo para los pilotos, a nivel de Estado en muchos países la planificación es ley.

Visión de país es la imagen objetivo de las características sociales, políticas, económicas y ambientales que el país debe alcanzar en los próximos años mediante la ejecución del Plan Nacional de Gobierno.

La visión de país, es la base que posibilita tener objetivos claros, conocidos por todos los actores y se convierte en el motor y guía para todas las actividades de la Nación. Es importante tener una visión, porque permite trazar objetivos, establecer prioridades y tener planes de acción y metas.

publicidad

De la visión de país se desprende el Plan de Nación y las apuestas estratégicas para los próximos años. La planificación ordena las acciones que permitirán promover la consecución de la justicia y el bien común. La planificación nos permite conocer hacia dónde vamos y qué podemos esperar al finalizar un período.

Planificar es una actividad fundamental para un adecuado ejercicio del poder. La gestión pública, debe ser pensada, analizada, prevista y anticipada; en ese sentido, la planificación permite definir una misión, diseñar escenarios, establecer valores y políticas, coordinar esfuerzos para alcanzar el éxito en los proyectos


La planeación es útil porque posibilita fijar objetivos, metas, estrategias y prioridades, así como asignar recursos, responsabilidades y tiempos de ejecución para el cumplimiento de lo planificado y  permite controlar y evaluar el grado de cumplimiento de lo planificado.

Para transformar la realidad del país, es indispensable tener Visión, Plan y Apuestas Estratégicas para saber qué esperar al finalizar un quinquenio. Además se debe de tener claro que solo con la participación de todos los sectores de la vida nacional  se garantizará  que lo escrito no termine adornando estantes sin tener impacto alguno porque no se asumió lo planificado como política de Estado.

Un aspecto central en una planificación son los proyectos insignia, obras distintivas, proyectos clave de un gobierno orientados a cambiar el futuro del país. Son la marca distintiva, de pertenencia de una administración.

Ahora bien, una cosa es el Plan de Gobierno, que presentan los candidatos para conquistar el voto en una elección y otra cosa es el Plan General de Gobierno que según el artículo 167 de la Constitución de la República corresponde al Consejo de Ministros.

Una vez en su cargo el candidato ganador de la elección ya, como presidente en funciones, debe presentar a la Nación el Plan General de Gobierno. Tomando en cuenta que un Plan para que sea exitoso tiene que ser viable desde el punto de vista económico-financiero, es decir, que cuente con un presupuesto adecuado para concretar las acciones, metas y objetivos que se propone.

El Plan de Gobierno tiene también que tener viabilidad socio-política, es decir, que se debe contar con la participación y el apoyo de los actores de la vida nacional y finalmente el Plan debe ser viable técnicamente: las personas asignadas para la ejecución del plan deben de los suficientes conocimientos y experiencia para concretar con éxito el plan.

Un proceso de planificación debe incluir, capacidad de coordinación interministerial, con sectores productivos y actores públicos y privados, además debe tener un esfuerzo permanente de evaluación, monitoreo y retroalimentación de los resultados de la política pública,

Un Plan de gobierno tiene que ser evaluado. Se deben establecer los mecanismos para comprobar si se han cumplido los objetivos y metas; también debe tener control social, es decir, que los distintos sectores de la sociedad salvadoreña, deben contar con mecanismos para supervisar y evaluar el cumplimiento de lo planificado.

Evaluar el impacto de la ejecución de los planes y el cumplimiento de los objetivos es necesario para incorporar sobre la marcha las modificaciones que sean necesarias. El proceso de planificación es una herramienta fundamental para poder discutir con el gobierno su ejecución y se controlen y evalúen los resultados.

La planificación para el desarrollo debe ser un proceso gubernamental integrador, explícito, organizado y participativo para determinar los cursos de acción que un país debe emprender para el logro de objetivos de mediano y largo plazo.

La planificación permite evitar los errores del pasado, desechar modelos y visiones que ya no resuelven los problemas de la gente, ubicarse en las tendencias mundiales: coordinar los recursos materiales, financieros y humanos para que se apliquen de forma programada en el tiempo y con la mayor eficiencia, efectividad, eficacia y productividad posible para sacar adelante al país.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Días de Cuarentena domiciliar completa

Semanas enclaustrados, la mayoría  nos quedaremos en  casa por 30 días. Oficialmente el miércoles 25  se …

MÁS INFORMACIÓN
La Peste

La aparición del COVID-19 nos cambió la vida, el recuerdo del libro de Albert Camus, La …

MÁS INFORMACIÓN
Cuarentena y economía

Es demasiado pronto para hacer una estimación completa de los efectos políticos, económicos y sociales de …

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.