Editorial

De finiquitos exprés a los arrestos por encubrimiento

Diario El Mundo

miércoles 19, febrero 2020 - 12:00 am

Lo que ha sucedido históricamente en la Corte de Cuentas de la República es dramático. Durante años y décadas, esa institución ha sido manejada como un patrimonio de partidos políticos y utilizada como un instrumento de protección o castigo, sin importar el fin máximo del buen resguardo de los bienes públicos.

En menos de un año, ocho auditores, directores, subdirectores y coodinadores de auditorías y hasta un expresidente de la Corte de Cuentas han sido procesados por la Fiscalía tras haber encontrado indicios de favorecer a funcionarios de los últimos tres gobiernos para que se apropiaran de dinero del Estado.

La Corte de Cuentas se volvió célebre por los “finiquitos exprés” a los expresidentes de la República y a otros funcionarios. Pero ahora resulta que también fue una práctica recurrente el encubrimiento a irregularidades o el tortuguismo en sus funciones para lograr la prescripción de las investigaciones.

publicidad

El común denominador de los ocho procesados era no consignar informes finales de auditoría por el mal manejo de fondos públicos o no informar de irregularidades en la ejecución de proyectos.

La presidenta actual de la Corte de Cuentas ha colaborado en gran parte de esas investigaciones, hay que reconocerlo, pero lo cierto es que esta institución necesita una depuración profunda para que casos como estos no sigan repitiéndose en el presente ni en el futuro.





RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.